El Mejor Calentador de Biberones

El Mejor Calentador de Biberones

Tras 16 horas de investigación y la comparación de 15 de los modelos más populares, hemos determinado que el Bib Expresso de Béaba es la opción más interesante para los padres jóvenes.

Combinando rapidez de utilización y seguridad, calienta el agua en apenas 30 segundos. Todo lo que tiene que hacer es verterla en el biberón y mezclarla con leche en polvo. Además, la parte superior se puede retirar para actuar como recipiente y calentar leche materna.

 

Nuestra Elección, Mejor de gama alta

Béaba Bib Expresso

Fácil de utilizar, este calentador de biberón calienta el agua en apenas 30 segundos. Solo tiene que ser verterla en el biberón y completarla con el polvo. Es la opción más rápida y segura de nuestra selección.

Este calentador de biberón de nueva generación funciona cual máquina de café expresso. Prepara sus biberones en solo 30 segundos. Es el tiempo que tarda el agua en alcanzar una temperatura óptima, a elegir entre 22°C (temperatura ambiente) y 37°C. Poco importa la cantidad de agua, este modelo la calentará de forma correcta.

 

Mejor barato

Béaba Babymilk

Perfecto para llevar a todas partes debido a su tamaño compacto, este calentador de vapor funciona con biberones y pequeños frascos. Asimismo, es capaz de mantener el preparado caliente durante varios minutos.

Este ultra-compacto calentador de biberones calienta en 2-4 minutos, gracias al vapor generado por su base. Esta es contenida por la campana hermética, que también permite mantener el recipiente caliente durante varios minutos. El aparato puede albergar pequeños recipientes, pero también biberones más anchos que los de la marca Béaba.

 

Alternativa de gama alta

Tommee Tippee Perfect Prep

Este dispositivo está destinado a facilitar el día a día (y las noches…) de los padres jóvenes calentando el agua a la temperatura óptima antes de verterla en el biberón, en apenas 2 minutos y tres movimientos.

Este calentador puede acomodar casi todas las formas y tamaños de biberón (no inferior a 120 ml), gracias a su zócalo adaptable en altura y no restrictivo en el diámetro. Los ajustes se hacen de manera sencilla, pues todo está pensado para la comodidad del padre. La preparación del biberón requiere pocos pasos y las señales de luz le advierten de la necesidad de cambiar el filtro o llenar el depósito.

 

Nuestra selección

Nuestra Elección, Mejor de gama altaMejor baratoAlternativa de gama alta
Béaba Bib Expresso 1Béaba Babymilk 1Tommee Tippee Perfect Prep 1>
Béaba Bib ExpressoBéaba BabymilkTommee Tippee
Fácil de utilizar, este calentador de biberón calienta el agua en apenas 30 segundos. Solo tiene que ser verterla en el biberón y completarla con el polvo. Es la opción más rápida y segura de nuestra selección.Perfecto para llevar a todas partes debido a su tamaño compacto, este calentador de vapor funciona con biberones y pequeños frascos. Asimismo, es capaz de mantener el preparado caliente durante varios minutos.Este dispositivo está destinado a facilitar el día a día (y las noches…) de los padres jóvenes calentando el agua a la temperatura óptima antes de verterla en el biberón, en apenas 2 minutos y tres movimientos.

 

 

¿Cómo hemos hecho la selección?

Alimentar a un bebé con un biberón implica tener que calentarlo un número incalculable de veces, y el microondas no permite conservar los nutrientes de la leche de manera óptima (sin contar el riesgo que presenta, ya que se calienta de manera desigual).

Por lo tanto, no es de extrañar que el calentador de biberones se haya convertido en un gran aliado de los padres jóvenes. Pero, es tal la variedad de características, que a veces resulta bastante difícil elegir el que mejor se adapte a sus preferencias y estilo de vida.

En primer lugar, hay dos tipos principales de calentadores de biberones:

  • Eléctrico: práctico y poco voluminoso, debe estar enchufado y calienta biberones o pequeños recipientes según el tamaño y vapor. Generalmente, cuentan con un temporizador o ajustes de temperatura, lo que permite calentar la leche rápida y eficazmente.
  • Nómada: muy práctico durante los desplazamientos, puede presentarse en forma de termo en el que se coloca el biberón para calentar, y por lo tanto es autónomo. También hay muchos modelos híbridos que se pueden conectar a la electricidad y al encendedor del coche con un adaptador.

Sabiendo esto, es importante saber las diferentes funciones que pueden ofrecer:

  • La velocidad de calentamiento: la principal ventaja es el ahorro de tiempo que ofrece. Aunque varía mucho de un modelo a otro, el calentamiento suele tardar solo unos minutos. Por lo general, los sistemas de vapor son más eficientes. Lo interesante será un dispositivo rápido.
  • La señal de fin de calentado: presente en casi todos los modelos actuales, es indispensable si quiere dedicarse a otras cosas mientras se calienta.
  • La parada automática: la mayoría de los modelos se detienen automáticamente al final del ciclo de calentamiento. Así, la leche no se sobrecalienta.
  • La multifuncionalidad: algunos modelos ofrecen otras funciones además del calentador de biberón, como el esterilizador. Otros modelos de nueva generación funcionan según el principio de las máquinas de café: calientan el agua a la temperatura correcta antes de verterla en el biberón. Otros permiten mezclar el agua con el polvo previamente.

Después de varias horas de arduas investigaciones en páginas especializadas en accesorios para bebés (tanto españolas como francesas e inglesas), hemos preseleccionado unos quince modelos de calentadores de biberones.

Para reducir la selección, comprobamos las opiniones de los usuarios y la crítica, pero además, hemos eliminado aquellos modelos actualmente indisponibles o difíciles de encontrar en línea.

Como resultado de dicho proceso, he aquí nuestra selección de los 3 mejores calentadores de biberones disponibles en el mercado europeo.

 

Béaba Bib Expresso

Fácil de utilizar, este calentador de biberón calienta el agua en apenas 30 segundos. Solo tiene que ser verterla en el biberón y completarla con el polvo. Es la opción más rápida y segura de nuestra selección.

Este calentador de biberón de nueva generación prepara sus biberones en solo 30 segundos. Es el tiempo que tarda el agua en alcanzar una temperatura óptima, a elegir entre 22°C (temperatura ambiente) y 37°C. Poco importa la cantidad de agua, este modelo la calentará de forma correcta.

Basta con añadir la leche en polvo, mezclar, y listo. Además, el riesgo de sobrecalentamiento es nulo. Asimismo, los usuarios aconsejan añadir el polvo después del agua; de lo contrario, podría pegarse al fondo del biberón.

Si es de esos padres que se impacientan rápidamente, quedará satisfecho de la eficacia del producto, que emite una señal luminosa y sonora al final de la preparación, pero también de su simplicidad de uso, ya que solo basta una mano para utilizarlo.

El aparato tiene múltiples funciones: la parte superior se desprende y funciona como un recipiente para calentar cualquier biberón (independientemente del tamaño), por lo que es apto para calentar leche materna. También propone dos intensidades, para no calentar demasiado fuerte los envases de vidrio.

Al final, estamos impresionados por la eficiencia del calentador de agua de este modelo. Su diseño y su facilidad de almacenamiento lo convierten en una máquina muy práctica. Aunque es caro, muchos padres coinciden en que se justifica su relación calidad/precio y será fácilmente rentabilizado debido al número de biberones que tendrá que calentar cada día.

 

Béaba Babymilk

Perfecto para llevar a todas partes debido a su tamaño compacto, este calentador de vapor funciona con biberones y pequeños frascos. Asimismo, es capaz de mantener el preparado caliente durante varios minutos.

Este ultra-compacto calentador de biberones calienta en 2-4 minutos, gracias al vapor generado por su base. Esta es contenida por la campana hermética, que también permite mantener el recipiente caliente durante varios minutos.

El aparato puede albergar pequeños recipientes, pero también biberones más anchos que los de la marca Béaba. Las instrucciones de uso indican cómo ajustar el temporizador en función del formato y el material del biberón. Sin embargo, algunos usuarios lamentan la imprecisión de la rueda de ajuste.

Cuando el biberón está listo, el aparato emite una señal sonora. La campana que lo cubre se equipa con un anillo anti-calor, lo que evitará cualquier quemaduras durante la manipulación.

Muchos padres prefieren este sistema de vapor al clásico de la mayoría de los calentadores de biberones de esta gama de precios ya que requiere una inmersión en el agua, una maniobra considerada algo delicada. Además, la cantidad de agua necesaria es mucho menor, lo que reduce el riesgo de quemaduras si se le derrama.

Asimismo, gracias a este vapor el Babymilk puede utilizarse para esterilizar tetinas y biberones. Por supuesto, su amaño no le permite una esterilización agrupada de todos sus utensilios, pero puede ser útil ocasionalmente.

Este pequeño formato también tiene la ventaja de ocupar poco espacio en la encimera de su casa, por lo que podrá almacenarlo sin problemas y transportar con relativa facilidad.

Su simplicidad desconcertante no disminuye en nada su eficacia, este calentador de biberón se postula realmente como una buena solución a bajo precio, a pesar de un tiempo de calentamiento un poco largo para los bebés impacientes.

 

Tommee Tippee Perfect Prep

Este dispositivo está destinado a facilitar el día a día (y las noches…) de los padres jóvenes calentando el agua a la temperatura óptima antes de verterla en el biberón, en apenas 2 minutos y tres movimientos.

Este modelo de la famosa marca Tommee Tippee se reivindica como el mejor amigo de los padres cansados. Capaz de preparar un biberón a buena temperatura en menos de 2 minutos, es muy fácil de usar, incluso con una mano y durante la noche.

Esta máquina tiene la particularidad de equiparse con un sistema de filtración, que le permite llenar el depósito con agua del grifo sin miedo. Este último es lo suficientemente grande como para preparar varios biberones seguidos y tiene además una ventana de control del nivel del agua.

Basta con preparar la mezcla con antelación, seleccionar la cantidad de agua deseada en la esfera y presionar el botón central para que el aparato entregue la cantidad de agua adecuada empezando con un chorro de agua caliente destinado a disolver el polvo. La maniobra es simple y rápida.

Al igual que en una cafetera, las luces parpadean durante la preparación y permanecen encendidas una vez terminado el ciclo. Otras luces también están diseñadas para advertirle de la necesidad de cambiar el filtro, limpiar el depósito o un nivel de agua demasiado bajo.

El Perfect Prep puede acomodar todos los formatos de biberón, ya que éste debe colocarse sobre un soporte adaptable en altura. Simplemente no es capaz de preparar biberones de menos de 120 ml, pero este caso es bastante raro.

Por el contrario, es aconsejable colocar el aparato a la sombra y lejos de fuentes de calor (como un horno), ya que pueden producirse variaciones de temperatura del agua si el agua del depósito es más caliente que la temperatura ambiente.

Por nuestra parte, hemos decidido proponerlo como alternativa por su falta de versatilidad, pues no le permite calentar leche materna o pequeños recipientes, a diferencia del Bib Expresso de Béaba, por ejemplo. Aparte de esto, es muy popular entre los padres por su facilidad de uso y eficiente sistema de filtración.

 

Fuentes

  1. Selectos, , 8 de mayo 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba