El Mejor Cojín de Lactancia

El Mejor Cojín de Lactancia

Tras 12 horas de búsqueda y la comparación de 22 modelos populares, hemos establecido nuestra selección de los mejores cojines de lactancia del momento. Nos ha convencido especialmente el Mum&B de Babymoov, un modelo simple, pero eficaz.

Este cojín ofrece comodidad, suavidad y un buen mantenimiento, tanto para la lactancia, como durante el embarazo. Además, su compacto formato y su funda de transporte lo hacen muy fácil de transportar.

 

Nuestra Elección, Mejor barato

Suave, compacto y ergonómico, este cojín de lactancia le puede servir tanto durante el embarazo como después del nacimiento del bebé, para amamantar o dar el biberón en condiciones óptimas.

Este cojín está lleno de finas microperlas que se adaptan idealmente a las formas en muchas posiciones para una comodidad óptima. La funda está fabricada en viscosa de bambú, reconocida por ser naturalmente transpirable y antibacteriana, además de ser muy suave al tacto. Es un modelo fácil de transportar, gracias a su formato compacto y a la bolsa de transporte suministrada para la compra. Además, se puede lavar a máquina (40°C).

 

Mejor de gama media

Candide Multirelax

Práctico para aliviar los dolores de espalda durante el embarazo y para mejorar su postura durante la lactancia, este cojín también puede ser atado en forma de U y cuenta con un arnés para mayor comodidad.

Con más de 30 años de experiencia en el mundo de la puericultura, la marca francesa Candide ofrece un modelo multifuncional muy práctico. Toma la forma de una U flexible, perfecta para adaptarse a todas sus posiciones de lactancia o para apoyar eficazmente su brazo cuando esté dando el biberón.

 

Mejor de gama alta

Inicialmente en forma de U, el cojín Doomoo es bastante flexible y extensible como para abrirse completamente. Ideal para amamantar en todas las posiciones, pero también para aliviar sus molestias durante el embarazo.

Extremadamente flexible, este cojín le garantiza la máxima comodidad en cualquier circunstancia. Después del embarazo, le asegura una lactancia suave y serena sosteniendo su brazo y ofreciendo una posición cómoda para el bebé. Las microperlas son ultra finas, y por lo tanto muy cómodas, además de ser silenciosas. Asimismo, permite recargar el acolchado en caso de necesidad, lo que aumenta considerablemente su vida útil.

 

Alternativa barata

Este cojín, de pequeño tamaño, se diferencia de los demás por su acolchado de fibras compactas. Su forma en C se asemeja a la de una almohada de viaje para la nuca, para colocarla alrededor de su cintura.

Fácil de transportar, este modelo tiene la ventaja de conservar su forma mucho más tiempo, incluso después de varios lavados, además de no hundirse. En cambio, su firmeza lo hace menos flexible, y muchos lo encuentran un poco rígido. Ya sea durante el embarazo, la lactancia o para mantener a su bebé sentado, su firmeza garantiza una postura cómoda.

 

Alternativa de gama alta

Red Castle Big Flopsy

Apreciado por su comodidad, este modelo XL (170 cm de largo) muestra una flexibilidad muy práctica, tanto para aliviar las molestias del vientre al final del embarazo como para amamantar cómodamente al bebé.

Este modelo garantiza una comodidad óptima durante el embarazo y la lactancia. Fácil de mantener, es adecuado para las madres que buscan una almohada de embarazo flexible. De hecho, le permite descansar las piernas, la espalda o el vientre durante el embarazo (¡o los tres a la vez!), y reduce las tensiones durante la lactancia, ofreciendo al mismo tiempo una base cómoda para el bebé. Una pena que no permita recargar el relleno…

 

Nuestra selección

Nuestra Elección, Mejor baratoMejor de gama mediaMejor de gama altaAlternativa barataAlternativa de gama alta
Babymoov Mum and BCandide MultirelaxBabymoov DoomooChicco BoppyRed Castle Big Flopsy
Babymoov Mum&BCandide MultirelaxBabymoov DoomooChicco BoppyRed Castle Big Flopsy
Suave, compacto y ergonómico, este cojín de lactancia de Babymoov le puede servir tanto durante el embarazo como después del nacimiento del bebé, para amamantar o dar el biberón en condiciones óptimas.Práctico para aliviar los dolores de espalda durante el embarazo y para mejorar su postura durante la lactancia, este cojín también puede ser atado en forma de U y cuenta con un arnés para mayor comodidad.El cojín Doomoo es bastante flexible y extensible como para abrirse completamente. Ideal para amamantar en todas las posiciones, pero también para aliviar sus molestias durante el embarazo.Este cojín, de pequeño tamaño, se diferencia de los demás por su acolchado de fibras compactas. Su forma en C se asemeja a la de una almohada de viaje para la nuca, para colocarla alrededor de su cintura.Apreciado por su comodidad, este modelo XL (170 cm de largo) muestra una flexibilidad muy práctica, tanto para aliviar las molestias del vientre al final del embarazo como para amamantar cómodamente al bebé.
$2para bebés.

Por último, el relleno también puede variar:

  • Las perlas o microperlas: generalmente de poliestireno o poliéster (menos ruidoso), ofrecen cierta flexibilidad al posicionamiento y comodidad del cojín. Las microperlas son más cómodas, y además son bastante silenciosas. Si está interesada(o) en las alternativas ecológicas, sepa que hay rellenos de corcho, eco-grafito o espelta, muy cómodos. Obviamente son más silenciosas, y su cantidad determinará la firmeza del cojín, pero también son menos flexibles y transpirables.
  • Las fibras: evidentemente son silenciosas, y su cantidad determinará la firmeza del cojín. Es menos probable que pierda la forma, pero también son menos flexibles y transpirables.
  • La posibilidad de relleno: lo ideal es optar por un modelo que permita recargar o cambiar el modelo. Esto le permite adaptar la firmeza del cojín a su gusto.

Tras largas horas de investigando en diferentes páginas web y blogs de puericultura española e inglesa, hemos preseleccionado hasta un total de 25 modelos.

Posteriormente, consultamos las opiniones de los usuarios y varios especialistas para precisar aún más en nuestra selección final.

Gracias a este proceso, hemos podido concluir nuestra selección con los 5 mejores cojines de amamantamiento actualmente disponibles en el mercado.

 

Suave, compacto y ergonómico, este cojín de lactancia le puede servir tanto durante el embarazo como después del nacimiento del bebé, para amamantar o dar el biberón en condiciones óptimas.

La famosa marca Babymoov ofrece con este cojín una solución cómoda y ergonómica, gracias a su forma específica que recuerda a la de un cacahuete y a su pequeño tamaño. Es un modelo evolutivo y multifuncional: puede empezar a usarlo durante el embarazo para aliviar la espalda, el cuello, el vientre o las piernas, y más adelante, cuando llegue el bebé, puede usarlo para amamantarlo o darle el biberón.

El cojín está lleno de finas microperlas que se adaptan idealmente a las formas en muchas posiciones para una comodidad óptima.

Aunque en un principio es bastante firme, en varios casos se menciona que el Mum&B tiende a hundirse y a perder la forma con el tiempo. Es un hecho recurrente en los cojines de lactancia, pero en este caso, es una lástima que no sea posible rellenarlo de nuevo con bolas o perlas adicionales (¡a menos que tenga habilidades de costura!).

La funda está fabricada en viscosa de bambú, reconocida por ser naturalmente transpirable y antibacteriana, además de ser muy suave al tacto. Extraíble, se puede lavar a máquina a 40°C. La cremallera es un poco frágil, y se abre con la ayuda de un clip.

Su diseño es agradable, discreto, elegante y moderno a la vez. Su transporte es muy fácil, lo que le permite dormir cómodamente en cualquier circunstancia o amamantar con facilidad, incluso cuando esté fuera de casa. Además, con la compra se incluye una bolsa de transporte.

En definitiva, este modelo de pequeño formato se muestra la mar de práctico para el día a día, ya sea en casa o fuera de ella. Es una solución de bajo coste cuya duración de uso es bastante interesante, ya que el Mum&B puede acompañarle durante el embarazo, apoyarle durante la lactancia, y ser fácilmente reciclado cual cojín de sofá.

 

Candide Multirelax

Práctico para aliviar los dolores de espalda durante el embarazo y para mejorar su postura durante la lactancia, este cojín también puede ser atado en forma de U y cuenta con un arnés para mayor comodidad.

Con más de 30 años de experiencia en el mundo de la puericultura, la marca francesa Candide ofrece un modelo multifuncional muy práctico. Toma la forma de una U flexible, perfecta para adaptarse a todas sus posiciones de lactancia o para apoyar eficazmente su brazo cuando esté dando el biberón.

Durante el embarazo, es ideal para aliviar el dolor de espalda y/o las tensiones relacionadas con el peso del vientre, pero tras el nacimiento, éste se transforma en una tumbona para bebé gracias al arnés extraíble integrado. Este es ajustable, para adaptarse lo mejor posible a su bebé y garantizarle una seguridad óptima. Cuando no se utilice, podrá guardarse en un bolsillo destinado a tal efecto.

Este uso es adecuado para las bebés desde el nacimiento hasta alrededor de los 6 meses, aunque le aconsejamos sobre todo estar atento(a) al hundimiento del cojín para garantizar la comodidad y la seguridad del bebé. En esta versión, el cojín debe colocarse en el suelo, ya que el posicionamiento en altura es demasiado “arriesgado” en caso de caída.

El cojín está lleno de microperlas que lo hacen bastante cómodo. Por desgracia, el relleno no es recargable, lo que es una lástima una vez que empieza a hundirse, pero según los usuarios, se mantiene bastante firme durante mucho tiempo.

La funda de polialgodón es lavable a máquina a 30°. Al recibir su paquete, no dude en limpiarlo y airearlo todo correctamente para deshacer el eventual olor observado por algunos compradores.

Al final, este modelo es la mar de práctico, sobre todo por su función de hamaca, pensada para la comodidad y la seguridad del bebé. Firme y cómodo, es apreciado por su evolutividad.

 

Inicialmente en forma de U, el cojín Doomoo es bastante flexible y extensible como para abrirse completamente. Ideal para amamantar en todas las posiciones, pero también para aliviar sus molestias durante el embarazo.

Con su modelo Doomoo, Babymoov ofrece un cojín suave y cómodo, ideal para la lactancia materna, pero también muy agradable durante el embarazo. Naturalmente en forma de U, le permite descansar las piernas y el vientre, o aliviar su espalda en posición sentada. Desplegado, también es ideal para dormir gracias a su extensibilidad y su forma alargada, que le envuelve para asegurarle una noche acogedora y confortable.

Extremadamente flexible, le permite dar el pecho (o el biberón) al bebé de forma fácil y serena, sosteniendo su brazo y ofreciendo una posición cómoda para el bebé. Más adelante, por otra parte, puede servir a este último como apoyo en posición sentada.

Las microperlas son ultra finas, y por lo tanto muy cómodas, además de ser silenciosas. Asimismo, tiene la opción de recargar el relleno si es necesario. Aunque este paso es bastante costoso, promete un uso más duradero y permite adaptar la firmeza a las preferencias de cada uno. Según los usuarios, el Doomoo tiende a hundirse bastante rápido.

La funda, de algodón orgánico y extensible gracias a su 5% de elastano, permite adaptarla fácilmente a todas las posiciones. Además, los tejidos están certificados Oeko-tex. La funda se puede lavar a máquina, y también puede limpiar ocasionalmente el cojín interior.

Al final, este modelo seduce por su flexibilidad y comodidad durante el embarazo, además de ser muy conveniente para la lactancia. La posibilidad de recarga y la facilidad de mantenimiento garantizan una buena vida útil y, por lo tanto, su rentabilidad a largo plazo.

 

Este cojín, de pequeño tamaño, se diferencia de los demás por su acolchado de fibras compactas. Su forma en C se asemeja a la de una almohada de viaje para la nuca, para colocarla alrededor de su cintura.

Chicco, marca italiana reconocida internacionalmente por sus productos para bebés, propone un cojín de lactancia 3 en 1 que promete acompañarle durante todas las fases de la maternidad. De pequeño tamaño, su forma se asemeja a la de una almohada de viaje, fácil de llevar a donde quiera que vaya.

Se diferencia del modelo de Babymoov por su acolchado: no está lleno de microperlas, sino de fibras suaves y compactas. La ventaja es que conserva su forma mucho más tiempo, incluso después de varios lavados, y no se hunde. En cambio, su firmeza lo hace menos flexible, y algunos usuarios llegan incluso a tildarlo de ser un poco rígido.

Se puede utilizar de tres maneras diferentes. Embarazada, servirá para apoyar la espalda o el vientre. ¡Muchas incluso siguen utilizándolo de esta manera después del parto!

A la llegada del bebé, le ayudará durante la lactancia o las tomas de biberón. Su inserto Miracle Middle le permite posicionar la estructura alrededor de su cintura para luego colocar el bebé encima, garantizando así una buena sujeción y una postura cómoda. Sin embargo, según algunas usuarias, su ergonomía está un poco empañada por su rigidez, y que tampoco es adecuada para todas las tallas de cintura.

Más adelante, el Boppy puede dar cabida al bebé durante sus sesiones sobre el vientre, y guiarlo cuando comienza a sentarse solo. Muchos lo usan también como tumbona, instalando cómodamente al bebé entre las pestañas.

El modelo es desenfundable y totalmente lavable a máquina (cojín incluido), lo que es muy práctico.

Al final, este modelo se posiciona como una alternativa original por su función de cinturón para la lactancia. También puede servir durante el embarazo y cuando el bebé sea más grande. Aunque su firmeza asegura un buen mantenimiento, es un poco rígida, y lamentablemente no se adapta a todas las morfologías.

 

Red Castle Big Flopsy

Apreciado por su comodidad, este modelo XL (170 cm de largo) muestra una flexibilidad muy práctica, tanto para aliviar las molestias del vientre al final del embarazo como para amamantar cómodamente al bebé.

Muy popular, este cojín de la marca francesa Red Castle seduce por su comodidad durante el embarazo y su practicidad cuando hay que dar el pecho a los recién nacidos. Con una longitud de 170 cm, es un modelo grande y flexible, que se adapta fácilmente a la posición deseada.

Aunque su tamaño puede hacerlo algo voluminoso, muchas usuarias destacan su comodidad. Le permite descansar las piernas, la espalda o el vientre durante el embarazo (o los tres a la vez), y reduce las tensiones durante la lactancia, al tiempo que proporciona una base cómoda para el bebé.

Es bastante maleable y bien acolchado gracias a las microperlas. Desafortunadamente, como todos los modelos del mismo tipo, tiende a hundirse después de un tiempo de uso prolongado. Y lo malo es que no es recargable, a diferencia de su competidor Doomoo. Dicho esto, permanece cómodo bastante tiempo dependiendo de los usuarios.

Por supuesto, es desenfundable y lavable a máquina. Si desea limpiar el cojín en sí mismo, no se olvide de colocarlo en una malla. Además, los tejidos que lo conforman cuentan con el certificado de Oeko-tex, algo nada despreciable.

Al final, este modelo garantiza una comodidad óptima durante el embarazo y la lactancia. Fácil de mantener, es adecuado para las madres en busca de una almohada de embarazo flexible y también utilizable tras la llegada del bebé. ¿Su mayor defecto? La imposibilidad de recargar el relleno, característica que lo coloca como alternativa.

 

Fuentes

  1. Selectos, , 24 de julio 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba