El Mejor Detector de Metales

El Mejor Detector de Metales

Tras 9 horas de investigación y la comparación de 30 detectores de metales, hemos determinado que el Garrett ACE 300i es la mejor opción para los principiantes.

Fácil de entender, tiene una pantalla LCD con características que mejoran la búsqueda. Entre sus otras ventajas, destacamos la detección de objetos situados a una profundidad interesante y su muy buena autonomía.

 

Nuestra Elección, Mejor barato

Garrett ACE 300i

Ligero y fácil de usar, este modelo tiene una autonomía de 25 horas, detecta objetos situados a 7 pulgadas de profundidad y posee una frecuencia de 6,7 kHz.

Este ligero aparato es fácil de usar y manejar. Si su frecuencia de búsqueda de 6,5 kHz y su discriminación muestran sus límites, gana puntos en otros aspectos. En efecto, por su precio, ofrece numerosas funcionalidades, entre ellas la función Notch y Pinpoint. También puede detectar objetos hasta 45 cm de profundidad. Por último, su autonomía puede alcanzar las 25 horas e incluye una pantalla LCD de buena calidad.

 

Mejor de gama media

Garrett ACE 400i

Presenta un diseño de audio interesante. Su frecuencia de 10 kHz y su profundidad de búsqueda de 40 cm lo vuelven idóneo en la mayoría de superficies.

Ligero y fácil de manejar, esta herramienta realiza búsquedas bajo una profundidad de 40 cm. Tiene una potencia de 10 kHz y se equipa con las funciones Notch y Pinpoint y un Iron Audio muy práctico para eliminar los objetos discriminados. Además, viene con varios accesorios e incluye una pantalla LCD y cinco modos de uso.

 

Mejor de gama alta

Minelab Equinox 800

De alto rendimiento, se beneficia de un sistema de multifrecuencia y una discriminación la mar de precisa. Un modelo polivalente.

Este detector de metales es muy eficiente. Cuenta con una frecuencia ajustable de hasta 40 KHz, identificación precisa y discriminación efectiva. Su maniobrabilidad es buena gracias a sus 1,3 kg y es apto para cualquier tipo de superficie. Además, es hermético hasta 3 metros y su ergonomía es tal que le facilita las labores de rastreo. Eso sí, recuerde cargarlo regularmente, ya que su autonomía se limita a 12 horas.

 

Alternativa barata

Fisher F22

Su ligereza y autonomía de 30 horas son sus principales puntos fuertes. Además, presenta una frecuencia de búsqueda muy buenos para principiantes.

Este modelo ultraligero tiene una autonomía excepcional de 30 horas. Es apto para casi todos los suelos excepto en la arena mojada. Ofrece una profundidad de 23 cm y una frecuencia de 7,69 kHz suficiente para su uso recreativo. Posee una pantalla LCD y sus funciones Notch y Pinpoint garantizan una búsqueda más precisa sin perder tiempo.

 

Nuestra selección

Nuestra Elección, Mejor baratoMejor de gama mediaMejor de gama altaAlternativa barata
Garrett ACE 250Garrett ACE 400iMinelab Equinox 800Fisher F22
Garrett ACE 300iGarrett ACE 400iMinelab Equinox 800Fisher F22
Ligero y fácil de usar, este modelo tiene una autonomía de 25 horas, detecta objetos situados a 7″ de profundidad y posee una frecuencia de 6,7 kHz.Con un sonido interesante, su frecuencia de 10 kHz y su profundidad de búsqueda de 40 cm lo vuelven idóneo en la mayoría de superficies.Dispositivo de alto rendimiento, se beneficia de un sistema de multifrecuencia y una discriminación la mar de precisa. Un modelo polivalente.Ligereza y una autonomía de 30 horas son los principales puntos fuertes. Además, presenta unas prestaciones muy buenas para principiantes.

 

 

¿Cómo hemos hecho nuestra selección?

La dificultad para encontrar un detector de metales reside en la gran cantidad de modelos existentes, además de las distintas y numerosas formas de utilizarlo, ya sea como hobby o como herramienta profesional.

Para ayudarle en la búsqueda, he aquí algunos criterios necesarios antes de realizar la compra:

  • La discriminación: se trata del conjunto de filtros que guiarán su búsqueda. Elimina algunos de los objetivos no deseados (desechos, por ejemplo) en función de su nivel de intensidad.
  • La potencia: la frecuencia de un detector se calcula en kilohercios (kHz). Esta permite saber cuántas ondas envía el detector en el suelo. Cuánto más alta sea la señal, menor probabilidad de encontrar objetos indeseados. Normalmente, la frecuencia media de estos aparatos se sitúa entre 6 y 15 kHz. Si posee un valor más alto, es ideal para la búsqueda de oro.
  • La polivalencia: puede utilizarse sobre todo tipo de superficies (salvo en el agua). La mayoría de los modelos presentan dificultades en terrenos mineralizados o sobre arena mojada.
  • El tipo de detector: existen dos tipos. El VLF (inducción a pulso) y el VLF (Very Low Frequency). El primero es más potente (y caro) y suele utilizarse con fines profesionales, como en aduanas, para la búsqueda de oro.
  • El peso: un detector pesa de media entre 1-3 kg. El peso es primordial para no fatigar demasiado rápido los brazos durante su uso, además de para permitir una cómoda maniobrabilidad.
  • La autonomía: sobre el terreno, no hay posibilidad de recargar el detector de metales. Por ello, deberá verificar con atención la autonomía, en función del uso que quiera darle. Si lo utilizará varios días a la semana, se recomienda un modelo cuya autonomía se aproxime a las 30 horas. Para un uso irregular (algún día que otro), un modelo de 10 horas será más que suficiente.
  • La facilidad de uso: algunos modelos son más complejos que otros. Si nunca ha utilizado un detector de metales con anterioridad, asegúrese de buscar un modelo con manual de instrucciones y con funciones fáciles de configurar.

En un principio, partimos con una selección de 30 modelos, pero tras un riguroso análisis de cada modelo (en función de los criterios descritos anteriormente), la lista se redujo a 12 modelos.

Al final, tras consultar las opiniones de los usuarios en las principales webs de referencia (tanto españolas como inglesas), hemos podido seleccionar los 4 mejores detectores de metales del momento.

 

Garrett ACE 300i

Ligero y fácil de usar, este modelo tiene una autonomía de 25 horas, detecta objetos situados a 7 pulgadas de profundidad y posee una frecuencia de 6,7 kHz.

Este detector Garrett de 1,2 kg tiene un diseño similar al de su predecesor (el Garrett 250). Es ergonómico y fácil de usar, pero algunos usuarios encuentran su correa algo incómoda.

Una de las principales ventajas de este modelo es que puede ajustar la frecuencia (entre 6,5 y 8 kHz). En comparación con el modelo anterior, la profundidad de búsqueda es mayor (7-8 pulgadas). Además, el índice de profundidad se muestra en la pantalla LCD para determinar la naturaleza del objetivo.

No es impermeable, pero su bobina resiste la lluvia y el polvo. Este aparato goza de una gran versatilidad, ya que funciona en todo tipo de terrenos y superficies (excepto en el agua).

El reconocimiento del tipo de objeto se diferencia por tres tonos diferentes. El sonido es agudo y reactivo, y aunque muchos usuarios se quejan de que puede ser molesto, esto se soluciona con el uso de unos auriculares conectados a la máquina.

En cuanto a sus funciones, incluye 8 niveles de sensibilidad que se pueden ajustar según la conductividad de los objetivos. También incluye 5 modos de búsqueda: todos los metales, personalizado, joyas, monedas, y reliquias. Al igual que el Fisher F22, posee la función Notch.

Al final, podrá usar este modelo durante unas 25 horas. Sus cinco formas de discriminación, ocho niveles de sensibilidad y su frecuencia ajustable le permitirán una búsqueda cómoda y sencilla. Además, su ligereza y versatilidad le permitirán también realizar búsquedas más potentes.

 

Garrett ACE 400i

Presenta un diseño de audio interesante. Su frecuencia de 10 kHz y su profundidad de búsqueda de 40 cm lo vuelven idóneo en la mayoría de superficies.

Ligero y fácil de manejar, esta herramienta realiza búsquedas bajo una profundidad de 40 cm. Tiene una potencia de 10 kHz y se equipa con las funciones Notch y Pinpoint y un Iron Audio muy práctico para eliminar los objetos discriminados. Además, viene con varios accesorios e incluye una pantalla LCD y cinco modos de uso.

Este detector es uno de los más vendidos en el mercado mundial. Se orienta a los aficionados, ya que puede servir para un uso recreativo que va más allá de la fase de familiarización con el aparato.

El ACE 400i pesa solo 1,2 kg. Su bobina es impermeable, pero no electrónica, así que no podrá utilizarlo en superficies cubiertas por agua, ni sumergirlo.

Su frecuencia de búsqueda es de 10 kHz. Asimismo, es regulable para evitar interferencias, y en cuanto a su disco (22 x 28), este permite encontrar objetos de metal situados a una profundidad máxima de unos 40 cm.

Funciona en la mayoría de los terrenos (en algunos con más precisión que en otros), aunque no iguala el rendimiento de un modelo de alta calidad.

Por supuesto, posee las características Notch y Pinpoint y tiene un buen potencial de discriminación. De hecho, varios usuarios destacan su capacidad para localizar joyas y monedas.

Es fácil de usar y tiene cinco modos de uso. El Iron Audio sirve para escuchar muy ligeramente los metales discriminados a través del altavoz del aparato. Sin embargo, es una pena que no puedan ajustarse el volumen y los efectos del sonido.

Por último, la pantalla LCD proporciona toda la información relativa a la identificación digital ID. Por último, la entrega del artefacto va acompañada de un casco, un protector de disco y una funda de lluvia.

 

Minelab Equinox 800

De alto rendimiento, se beneficia de un sistema de multifrecuencia y una discriminación la mar de precisa. Un modelo polivalente.

Este producto de la marca Minelab tiene unas consignas muy claras: potencia y solidez, a un precio razonable. Es fácil de manejar con su peso pluma de apenas 1,3 kg y su forma ergonómica, que le permita una cierta comodidad de uso. Sin embargo, a ese precio es una pena que no sea 100% impermeable.

El Equinox rastrea de manera profunda y es resistente al agua hasta 3m. Dependiendo de la bobina y del objetivo, su tasa varía, pero además. se trata de un multifrecuencia, por lo que oscila entre cinco frecuencias (5-10-15-20-40 KHz).

Tiene 8 niveles de sensibilidad que contribuyen a su reactividad. La identificación digital es rápida y precisa, además de indicar la profundidad. Los ajustes pueden ser automáticos o manuales, pero lo que es seguro, es que son fáciles de realizar.

Este modelo le permite utilizar cuatro modos de búsqueda (parque, campo, playa y oro), y por cada modo, se pueden ver dos perfiles.

En cuanto a su autonomía, esta se eleva a 12 horas. No es lo que se esperaba, pero teniendo en cuenta todas sus prestaciones…

En conclusión, este modelo satisfará a los buscadores de oro y a los más apasionados/as. Su alta sensibilidad le otorga una gran polivalencia, buena ergonomía y sobre todo, una utilización cómoda.

 

Fisher F22

Su ligereza y autonomía de 30 horas son sus principales puntos fuertes. Además, presenta una frecuencia de búsqueda muy buenos para principiantes.

Este modelo ultraligero (alrededor de 1 kg) tiene una autonomía excepcional de 30 horas. Es apto para casi todos los suelos excepto en la arena mojada. Ofrece una profundidad de 23 cm y una frecuencia de 7,69 kHz suficiente para su uso recreativo.

Posee una pantalla LCD y sus funciones Notch y Pinpoint garantizan una búsqueda más precisa sin perder tiempo. Pero atención, pues no es impermeable (aunque resiste las salpicaduras).

La potencia de este aparato está certificada por un índice de frecuencia calculado a 7,69 kHz. Es menos que su competidor directo, pero notable para un aficionado/a. Es un modelo versátil, aunque tiene dificultades en la arena mojada. En cuanto al alcance, llega hasta las 9″ de profundidad, situándose en la media baja de los demás modelos de misma gama.

El índice de profundidad se indica en la pantalla LCD de control, que sirve también para evaluar el valor y la naturaleza del metal, y para controlar el nivel de batería. Además, tiene acceso al número de identificación del objetivo. Otra de las configuraciones de búsqueda posibles, es la opción de eliminar el metal para concentrarse en la búsqueda de joyas.

Para terminar, la sensibilidad es regulable y la discriminación se basa en varias tecnologías. La primera, la función Notch, discrimina las perturbaciones acústicas que borran los “chirridos”. La segunda, la función Pinpoint, permite saber dónde se encuentra exactamente el objetivo.

 

Fuentes

  1. Selectos, , 2 de abril 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba