El Mejor PC de Sobremesa

El Mejor PC de Sobremesa

Tras 10 horas de análisis y la comparación de 20 PCs de sobremesa, creemos que la opción más interesante a día de hoy es el Dell XPS (8930).

Su configuración le permite ser tan interesante para el despacho, como para el gaming y otras tareas gráficas. En general, presta un muy buen rendimiento.

 

Nuestra elección, Mejor de gama media

Dell XPS DT 8930

Este ordenador de sobremesa incluye todo lo mejor de esta gama de precios. Esto le permite ofrecer una hermosa versatilidad que deleitará tanto a los aficionados a la ofimática como a los jugadores o a los diseñadores gráficos.

El XPS 8930 incorpora componentes muy buenos que le permiten una alta potencia de cálculo y un rendimiento gráfico interesante. Esto lo hace apto para numerosas tareas como la ofimática, por supuesto, pero también para el juego en Full HD o incluso la edición gráfica. La disposición de su caja facilita además su actualización (aunque con límites), lo que es beneficioso a largo plazo. El único punto negativo que observamos es su cantidad de memoria viva, limitada a 16 GB.

 

Mejor barato

Acer Aspire TC-895

Este ordenador se presenta como un modelo preparado para todo. Su potencia es forzosamente más limitada, pero es capaz incluso de presentar buenas prestaciones en gaming e incluso en tareas de edición ligeras.

El Acer Aspire TC-895 presenta una configuración interesante para su gama de precios. Se equipa con un procesador eficaz y una tarjeta gráfica de entrada de gama que le permite una buena potencia básica, en particular por su precio. Por lo tanto, obviamente puede abordar la ofimática, el juego (aunque los últimos AAA le harán sudar…) y el trabajo gráfico ligero. Su disposición interior permite además actualizarlo con bastante facilidad. Por lo tanto, constituye una buena base para su uso a largo plazo.

 

Mejor de gama alta

$2como complemento para disfrutar de una mayor fluidez al utilizar el sistema.

Por otro lado, presenta un conectividad bastante clásica con 2 USB 2.0, 2 USB 3.1 (gen 1), 1 USB 3.2 (gen 2), 1 USB-C, 2 HDMI, 1 VGA, 1 Gigabit Ethernet y 1 slot SD. El acceso a internet se realiza vía Wifi 5.

La configuración de este PC es bastante simple, pero puede ser fácilmente mejorada. Para ello, le bastará simplemente con un destornillador para desmontar los diferentes componentes e instalar los nuevos. Sin embargo, no debe preocuparse, pues el conjunto es bastante accesible incluso para aquellos que nunca han abierto la torre de un PC.

Tenga en cuenta que el espacio dedicado a la tarjeta gráfica es bastante limitado y no favorece el flujo de aire, lo que no es ideal para los modelos más sensibles al calor.

Al final, no importa qué configuración elija, el TC-895 es una buena base para pequeños presupuestos.

 

Pensado para la productividad, este PC de sobremesa ha apostado desde hace tiempo por la gama alta de los modelos fijos. La última versión no es una excepción con sus componentes de última generación.

El iMac 2020 es el ordenador todo en uno más famoso del mercado. Gracias a sus componentes de alta gama y última generación, revela todo su potencial, especialmente para las tareas de edición gráfica gracias a su tarjeta profesional. Todo ello se destaca por la excelente pantalla Retina de 27″, reconocida por su calidad y calibración de fábrica. Tiene pocos defectos, salvo su complicada actualización y su limitada versatilidad por su orientación profesional.

En su corazón encontramos un Intel Core i7-10700K, de 8 GB de RAM (2666 MHz) de doble canal y una tarjeta gráfica profesional, la Radeon Pro 5500 XT (8 GB de memoria de vídeo).

Este conjunto está pensado para la productividad apostando por un rendimiento avanzado en la potencia de cálculo y en la potencia gráfica dedicada a los programas de elaboración y edición de imágenes. Esto lo hace bastante versátil aunque no sea el más indicado para el gaming.

Los más exigentes podrán configurar su iMac según sus necesidades a través de la web de Apple. En este caso, puede optar por un I9-10900K acoplado a un máximo de 128 GB de RAM (2666 MHz) y una Radeon Pro 5700 XT con 16 GB de memoria de vídeo (vamos, ¡una bestia!).

El almacenamiento se confía a un SSD de 512 GB que puede ascender hasta un máximo de 8 TB. Asegúrese de elegir una capacidad suficiente, ya que no podrá ampliarse después, a menos que utilice un .

Como de costumbre con la marca de la manzana, la conexión es más limitada de lo que ofrece la competencia. Este modelo nos ofrece 2 USB-C Thunderbolt 3, 4 USB-A, un puerto Gigabit Ethernet (10 Gigabit Ethernet opcional) y una unidad SD. La conectividad inalámbrica está garantizada con Wifi 6 y Bluetooth 5.0.

Al comprar su iMac, le recomendamos que considere cuidadosamente su configuración. De hecho, los componentes no son fácilmente actualizables y solo la memoria SO-DIMM es fácilmente accesible. El procesador puede, en teoría, ser cambiado, pero requiere un desmontaje completo de la máquina, lo que claramente no está al alcance de todos (típico de Apple…).

Al final, si está pensando en la productividad, opte por el iMac. La versión de 21,5”, más asequible, es también una muy buena solución.

 

Fuentes

  1. Selectos, , 24 de septiembre 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba