El Mejor Radiador Eléctrico

El Mejor Radiador Eléctrico

Tras 16 horas de investigación y la comparación de 32 radiadores eléctricos, consideramos que el Taurus Alpatec RCMB25 representa la mejor relación calidad/precio del momento.

Fijado a la pared, en altura, su núcleo de cerámica difunde un calor suave y constante. Es perfecto para habitaciones pequeñas y medianas. Además, cuenta con un temporizador y un programa de funcionamiento periódico, práctico para optimizar su consumo eléctrico.

 

Nuestra elección, Mejor barato

Taurus Alpatec RCMB25

Este radiador de pequeño formato se instala en la pared, en altura, y constituye una opción ideal para habitaciones pequeñas. Gracias a su protección IP22, puede ser instalado incluso en el baño.

Este modelo de inercia seca funciona gracias a un núcleo de cerámica, que eleva rápidamente la temperatura, pero que restituye el calor de manera progresiva. Gracias al temporizador y a la programación semanal, tiene la posibilidad de optimizar su funcionamiento y adaptarlo a sus necesidades, reduciendo así el consumo excesivo. Fácil de usar, la pantalla LED con pantalla digital orientada le permite controlar fácilmente los diferentes ajustes, realizables además mediante el mando a distancia. Es la solución ideal para un uso prolongado, en una habitación de no más de 20 a 25 m².

 

Mejor de gama media

Fácil de utilizar, propone dos niveles de potencia. El más potente está particularmente adaptado para calentar salas o habitaciones de gran tamaño o elevar rápidamente la temperatura en pequeñas salas.

Este radiador es indudablemente más energizante que un modelo de inercia seca y debe privilegiarse para usos de corta duración. Su rapidez de calentamiento y su gran formato permiten aumentar rápidamente la temperatura de una habitación (superficies de hasta 25 m²). Sus dos perillas sirven para elegir la potencia (1200 W o 2400 W) y la intensidad del calor deseado (termostato mecánico). A pesar de la ausencia de ruedines, sus mangos integrados y su pequeño peso permiten, por otra parte, trasladarlo fácilmente de una habitación a otra de la casa.

 

Mejor de gama alta

Atlantic Calissia

Controlable desde su app smartphone, este modelo forma parte de la última generación de radiadores eléctricos. Su corazón de calentamiento de hierro fundido difunde un calor suave y uniforme.

Este radiador inteligente a inercia seca representa sin duda el futuro de la calefacción eléctrica. La aplicación Cozytouch le permite controlar con precisión los diferentes ajustes de su aparato: temperatura, programación diaria y semanal, historial de consumos, pero también un modo «ausencia» que disminuye el funcionamiento al mínimo cuando nadie esté en la casa. A pesar de su elevado precio, es sin duda la solución eléctrica más económica y precisa a largo plazo si está buscando un modo de calefacción principal y permanente.

 

Alternativa de gama media

Klarstein Bornholm Curved

Este radiador se distingue por la modernidad de su diseño- Ligeramente curvo, su cara frontal en cristal es discreta y elegante, por lo que es perfecto para todas las partes del hogar, incluido el baño.

Con una estética muy moderna, este radiador es la solución ideal para los amantes del diseño. Su amplia pared de vidrio no deja adivinar que oculta un convector de dos potencias, capaz de calentar – según la marca – una superficie de hasta 40 m². Los ajustes se realizan en una pequeña y discreta interfaz táctil en la parte superior derecha del dispositivo. La pantalla digital permite un ajuste preciso de la temperatura, pero también la configuración de un temporizador de hasta 24 horas. Gracias a su protección IP24, este radiador se puede instalar en cualquier habitación, incluyendo la cocina o el baño.

 

Nuestra selección

Nuestra Elección, Mejor baratoMejor de gama mediaMejor de gama altaAlternativa de gama media
Taurus Alpatec RCMB25Rowenta CO3035F1Atlantic CalissiaKlarstein Bornholm Curved
Taurus Alpatec RCMB25Rowenta CO3035F1Atlantic CalissiaKlarstein Bornholm Curved
Este radiador de pequeño formato se instala en la pared, en altura, y constituye una opción ideal para habitaciones pequeñas. Gracias a su protección IP22, puede ser instalado incluso en el baño.Fácil de utilizar, propone dos niveles de potencia. Está particularmente adaptado para calentar salas o habitaciones de gran tamaño o elevar rápidamente la temperatura en pequeñas salas.Controlable desde su app smartphone, este modelo forma parte de la última generación de radiadores eléctricos. Su corazón de calentamiento de hierro fundido difunde un calor suave y uniforme.Se distingue por la modernidad de su diseño- Ligeramente curvo, su cara frontal en cristal es discreta y elegante, por lo que es perfecto para todas las partes del hogar, incluido el baño.

 

 

¿Cómo hemos hecho la selección?

La calefacción eléctrica no suele tener una buena reputación debido al alto coste de electricidad. Por lo tanto, hay ciertos elementos indiscutibles: que no implique la instalación de ningún equipo de evacuación de humos, que sea fácil de instalar, y que permita un calentado rápido, inoloro y silencioso.

En primer lugar, hay que saber los diferentes tipos de radiadores:

  • Por convección: calienta el ambiente en dos fases. Primero por conducción, donde la resistencia transmite el calor al metal, y más tarde, el metal transmite verticalmente el calor al aire. Es una opción perfecta para pequeñas habitaciones, como el baño, gracias a su rapidez de calentamiento.
  • Por radiación: comparable a los rayos del sol, el calor se realiza de material a material sin que el aire se caliente. Por lo tanto, emite el calor calentando los cuerpos cercanos. Consume menos energía, pero , pero calienta la habitación de manera menos uniforme. Asimismo, no difunde calor una vez apagado y no conviene para los baños.
  • Por conducción: es el más económico y cómodo, pues presenta un sistema de almacenamiento de energía. El paso de calor se produce cuando la resistencia calienta el material con el que está en contacto. Difunde el calor de manera constante, uniforme y progresiva. Es la alternativa preferida para un uso de larga duración.

Para esta selección, hemos decidido concentrarnos en los modelos estándar, que pueden ser utilizados como una fuente de calor complementaria o central. Dicho esto, he aquí una serie de criterios que le ayudarán a elegir con mejor criterio su futuro radiador eléctrico:

  • La potencia: como todo sistema de calefacción, hay que contar con aproximadamente 100W por m². Si su techo es alto, hay mirar este valor al alza. También afecta las temperaturas hibernales de su región y la calidad del aislamiento de su habitación.
  • El termostato: puede ser mecánico, digital o electrónico. Cuanto más preciso sea, mejor podrá controlar el calor de la habitación y el consumo del aparato.
  • Las funciones: puede ser interesante contar con opciones tales como un temporizador, por ejemplo, para optimizar su funcionamiento y consumo. Algunos radiadores “inteligentes” permiten ser controlables desde el smartphone.
  • La seguridad: la seguridad para niños es un clásico en este tipo de aparatos, ya que garantiza que esas pequeñas manos traviesas cambien los ajustes, a riesgo de sobrecalentar la habitación.

Gracias a esta lista de criterios pudimos efectuar nuestra primera criba entre los casi veinte modelos seleccionados para la comparación. Tras consultar exhaustivamente sus fichas técnicas, además de comprobar las opiniones de los usuarios, he aquí nuestra selección de los 4 mejores radiadores eléctricos del momento.

 

Taurus Alpatec RCMB25

Este radiador de pequeño formato se instala en la pared, en altura, y constituye una opción ideal para habitaciones pequeñas. Gracias a su protección IP22, puede ser instalado incluso en el baño.

De pequeño formato, este radiador es un modelo de fijación mural, ideal para habitaciones pequeñas o incluso baños, gracias a su protección IP22. Funciona por inercia seca, su núcleo de cerámica distribuye el calor y lo restituye de manera progresiva por la habitación.

Propone dos niveles de potencia, de 1000 a 2000 W, para calentar eficazmente las superficies de hasta 20 m², así como una función de ventilación con oscilación que permite repartir más rápido y eficazmente el calor. Asimismo, su pantalla digital le permite ajustar la temperatura.

Este radiador cuenta con un sensor que detecta si las ventanas están abiertas. Si la temperatura de la habitación baja demasiado rápido, éste se apaga en 30 minutos. Sin embargo, puede desactivar esta función si no le interesa.

Un temporizador le permite configurar una parada automática hasta 8 horas después de la puesta en marcha del dispositivo. También tiene la posibilidad de programar un funcionamiento personalizado de 7 días. Estas dos características son bastante interesantes ya que le permite, por ejemplo, calentar una habitación (como un baño) justo antes de utilizarla, y así evitar el consumo excesivo.

Presenta unas dimensiones de 55 cm de ancho,  22 cm de alto y una profundidad de 12 cm. Es un modelo que se instala en altura (la marca recomienda 1,8 m sobre el suelo), lo que puede resultar práctico en una habitación donde la instalación de un radiador bajo es complicada.

Para facilitar la programación, viene con un mando a distancia. La pantalla LED, orientada hacia abajo, le permite controlar los ajustes permanentemente.

Apreciado por su facilidad de uso y su consumo eléctrico razonable, este radiador presenta, por supuesto, el inconveniente de una restitución de calor un poco lenta. Para un uso prolongado, sin embargo, representa la mejor relación rendimiento/precio de nuestra selección.

 

Fácil de utilizar, propone dos niveles de potencia. El más potente está particularmente adaptado para calentar salas o habitaciones de gran tamaño o elevar rápidamente la temperatura en pequeñas salas.

Este radiador de pie se muestra como un modelo simple y eficaz. A pesar de la ausencia de ruedines, es muy fácil de transportar de una habitación a otra (4,3 kg), así como de almacenar cuando no vaya a utilizarlo.

Propone dos niveles de intensidad de calentado, 1200 y 2400W. Este último se muestra la mar de interesante para calentar habitaciones grandes (hasta 25 m²) o para aumentar rápidamente la temperatura de otras más pequeñas.

El termostato mecánico carece de un poco de precisión, pero es muy fácil de utilizar, ya que consiste en una rueda giratoria, y sirve ampliamente para un uso de corta duración. Además, ofrece un modo «detector de heladas», que evita que la temperatura de la habitación descienda por debajo de la marca 0°C.

Con una anchura de 74,5 cm y una altura de 43 cm, este radiador distribuye el calor de manera eficaz gracias a la amplia rejilla que lo corona. Ambos pies son anchos, lo que asegura una estabilidad óptima.

A pesar de una construcción general un poco frágil, los usuarios aprecian el nivel sonoro particularmente bajo de este radiador. Según nos cuentan, se calienta rápida y eficazmente, lo que permite utilizarlo solo para breves períodos de tiempo, ya que su consumo energético es bastante elevado.

Por su facilidad de uso y su rapidez de calentamiento, representa para nosotros una solución complementaria interesante, adaptada a casi todas las habitaciones de la casa.

 

Atlantic Calissia

Controlable desde su app smartphone, este modelo forma parte de la última generación de radiadores eléctricos. Su corazón de calentamiento de hierro fundido difunde un calor suave y uniforme.

Este modelo se inscribe dentro de la última generación de radiadores eléctricos: los modelos inteligentes. Funciona por inercia, con un cuerpo de calentado de hierro fundido que almacena el calor para restituirlo progresivamente en la habitación. Este sistema proporciona un calor suave y cómodo, ideal para las piezas principales de la casa.

El radiador Calissia se ofrece con diferentes potencias. Este modelo en particular funciona a 1500 W, lo que es suficiente para una habitación de 15 a 20 m².

Está equipado con un sistema de detección automática de ventanas abiertas, que corta el calor cuando la temperatura ambiente baja demasiado rápido. A diferencia de la mayoría de sus competidores, tiene la particularidad de reiniciar automáticamente su funcionamiento cuando la ventana se cierra.

El control de Calissia se realiza en el panel de control o a distancia mediante la aplicación Cozytouch (compatible con el asistente de voz de Google). Esto le permite ajustar la temperatura con precisión de un grado, activar el modo «ausencia» que reduce el funcionamiento del radiador cuando no hay nadie en la casa, y también consultar el historial de consumo de energía de su dispositivo.

También tiene la posibilidad de programar intervalos de tiempo en los que desee una temperatura más baja o alta, por ejemplo, para calentar una habitación antes de utilizarla.

Además, si compra varios modelos conectados de Atlantic, puede emparejarlos y elegir una temperatura adecuada para cada habitación de la casa.

A pesar de su alto precio, este radiador parece realmente valer la pena. La aplicación permite un control total de su funcionamiento y consumo, lo que hace que su uso sea muy cómodo. Además hay que reconocerle un cierto esteticismo, sobrio pero moderno, que se adapta a todas las viviendas.

 

Klarstein Bornholm Curved

Este radiador se distingue por la modernidad de su diseño- Ligeramente curvo, su cara frontal en cristal es discreta y elegante, por lo que es perfecto para todas las partes del hogar, incluido el baño.

A primera vista, resulta difícil adivinar que se trata de un radiador. Tras su discreta y elegante cara de cristal, se esconde un radiador eléctrico de dos niveles de potencia (1000 y 2000W) para calentar rápida y eficazmente una superficie de hasta 40 m² (según cuenta la marca).

Otra particularidad de este modelo es la posibilidad de configurarlo mediante la pantalla táctil situada en la parte superior derecha del aparato. Gracias a su visualización digital, permite ajustar la temperatura entre 5°C y 45°C y siempre le indica la temperatura ambiente.

Además del modo Eco, que disminuye la intensidad de funcionamiento, también tiene la posibilidad de configurar un temporizador de parada automática (hasta 24 horas). Estas dos características permiten reducir el consumo de energía del aparato, ya que la convección es conocida por su alto consumo energético.

Para asegurar que la pantalla táctil se utiliza correctamente, cada tecla tiene un sonido de confirmación. Los menos hábiles prefieren utilizar el mando a distancia suministrado con el aparato. Y si tiene “peques” en casa, sepa que cuenta con un sistema de bloqueo para los mandos, lo que asegura que los niños no puedan cambiar los parámetros definidos.

Con una anchura de 82 cm y una altura de 45 cm, este radiador se puede instalar en cualquier habitación de la casa, ya sea sobre dos pies estables o fijado a la pared. Su protección IP24 permite incluso instalarlo en el baño o la cocina, o cualquier otra habitación un poco más húmeda.

Este radiador moderno, pero fácil de utilizar, no es la opción más económica, pero en todo caso es la solución más estética para aquellos cansados del diseño de los modelos clásicos.

 

Fuentes

  1. Selectos, , 1 de septiembre 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba