El Mejor Robot de Pastelería

El Mejor Robot de Pastelería

Tras 18 horas de investigación y la comparación de hasta una veintena de modelo diferentes, hemos realizado nuestra selección de los 4 mejores robots de pastelería del momento.

Nuestro favorito es el Kenwood kMix, un robot de metal que incluye gran cantidad de accesorios muy prácticos y cuya relación calidad/precio nos ha convencido.

 

Nuestra Elección, Mejor de gama media

Kenwood kMix KMX750RD

Muy silencioso y dotado de una función de inicio progresivo, este aparato constituye el excelente robot de cocina. Perfecto para uso ocasional o regular.

El Kenwood Kmix es un potente robot pastelero de diseño con una representación brillante y una carcasa de aluminio. Dispone de una potencia de 1000 W, un bol de gran capacidad (5 L), varias velocidades. Sin embargo, también es posible adquirir una serie de accesorios por separado.

 

Mejor barato

Klarstein Bella Rossa 2G

Con un bol de cristal de 5,2 L y 6 velocidades, este robot será un eficaz compañero de cocina. Por su precio y funcionalidades, es perfecto para un uso ocasional.

El Klarstein Bella Rossa 2G es un robot asequible de calidad. Con un diseño esmerado y numerosas características, también posee un gran recipiente de vidrio ideal para uso familiar. Su relación calidad/precio es excelente.

 

Mejor de gama alta

KitchenAid Artisan KSM175

KitchenAid es uno de los gigantes de este sector. Con un potente motor y un bol de acero inoxidable de 4,8 L, es la mar de polivalente y apreciado por los usuarios.

El KitchenAid Artisan KSM175 es un robot imprescindible en el mundo de la pastelería. Para mezclar de forma eficiente y rápida, utiliza el movimiento planetario y un motor profesional de 300 W de bajo consumo energético y silencioso. Robusto, eficiente, fácil de usar y con 4,8 L de capacidad.

 

Bosch MUM54A00

Muy ligero y compacto, es una elección ideal si desea un modelo de calidad a precio asequible. También se puede utilizar como robot multifunción con accesorios adicionales.

El Bosch MUM54A00 opta por un diseño más clásico que los otros modelos citados, pero a cambio presenta características muy interesantes para su precio. Dispone de una potencia de 900W y un recipiente con una capacidad de 3,9 L. Además incluye los accesorios de pastelería tradicionales.

 

 

 

¿Cómo hemos hecho la selección?

Es un poco complicado orientarse en el mundo de los robots pasteleros o los robots de cocina. Generalmente, esto se debe a la gran cantidad de modelos diferentes disponibles en el mercado, sus precios (a veces astronómicos), que nos hacen pensar más de una vez qué modelo elegir y las funciones concretas que esté buscando.

Para poder ayudarle a la hora de realizar una buena elección, es importante saber que hay dos tipos de robots pasteleros:

He aquí los diferentes criterios en los que nos hemos basado principalmente para hacer la comparación:

Hay otra serie de funciones que pueden ser igualmente importantes en la experiencia de utilización:

En base a estas características, hemos podido reducir nuestra selección inicial a una quincena de modelos.

Para ser aún más precisos, consultamos las opiniones y crítica de los usuarios y expertos en algunas de las webs referencia en la materia. ¿El resultado final? Nuestra selección de los 4 mejores robots pasteleros.

 

Kenwood kMix KMX750RD

Muy silencioso y dotado de una función de inicio progresivo, este aparato constituye el excelente robot de cocina. Perfecto para uso ocasional o regular.

He aquí un modelo Kenwood con un diseño la mar de encantador. Está disponible en varios colores, tiene unas dimensiones de 8.5 x 24 x 35.5 cm, 1000 W de potencia y 5 L de capacidad.

El diseño es cuidado, con un acabado brillante y una caja de aluminio resistente. Una de las ventajas del Kenwood Kmix es su muy pesada base, que evita cualquier riesgo de deslizamiento durante el uso (el peso total es de 8,5 kg).

En lo que se refiere a los accesorios, el bol de acero inoxidable pulido está equipado con un mango y con un revestimiento especial anti-adherente para facilitar el lavado.

También está equipado con una cubierta anti-salpicaduras con una ancha ranura para meter la mezcla en el recipiente. Los accesorios proporcionados son tan fáciles de instalar como de quitar y pueden lavarse a máquina.

Está equipado con una fuente de alimentación de baja velocidad. El anclaje es sólido, y solo tiene que insertarlo y girarlo 90°. Este conector se adapta a una amplia gama de accesorios opcionales.

El kMix viene con tres accesorios de mezcla estándar: gancho de amasar, batidor de varillas y un cabezal para masa espesa.

Una de las características que más apreciamos es la función de inicio progresivo, donde el mezclador no gira a toda velocidad de inmediato, sino que acelera gradualmente. Esto minimiza las salpicaduras y la velocidad es lo suficientemente baja como para mezclar suavemente y con 6 ajustes de velocidad crecientes.

Como cuenta con un motor bastante pequeño, esto le permite hacer menos ruido que los robots de pastelería más voluminosos. Por contra, el peso y/o la cantidad máxima de ingredientes a mezclar se reduce, a riesgo de que el motor no funcione.

Al final, el Kenwood kMix tiene la ventaja de ofrecer una función de arranque lento y una cubierta anti-proyección, además de una multitud de accesorios opcionales que lo convierten en un verdaderos robot multifunción.

 

Klarstein Bella Rossa 2G

Con un bol de cristal de 5,2 L y 6 velocidades, este robot será un eficaz compañero de cocina. Por su precio y funcionalidades, es perfecto para un uso ocasional.

Este aparato destaca por su eficiencia y facilidad de uso. Presenta unas dimensiones de 38x30x36 cm, siendo bastante compacto, a pesar de su bol de 5,2L. Su peso es de alrededor de 8,4 kg.

Tiene un buen diseño con un recubrimiento de plástico rojo brillante, y su aspecto vintage debería permitirle adaptarse a casi cualquier tipo de cocina.

Posee un bol de cristal (a petición de sus clientes, aunque yo prefiero la versión de acero inoxidable). Aunque, por otra parte, éste cuenta con un asa y una boquilla, que le permiten verter con eficacia sus preparaciones líquidas.

Tiene una potencia de 1200W, que es lo bastante potente para la mayoría de las preparaciones culinarias. Tiene 6 velocidades, que le permiten adaptarse bien a su preparación. Además, se le añade la función Pulse, que permite dar impulsos cortos y potentes a su dispositivo.

También puede disfrutar de la cubierta anti-proyección, con su muy práctica ventana de apertura, que le permite añadir ingredientes mientras funciona. Y si realmente esto no es suficiente, sepa que puede acceder fácilmente a la preparación gracias a la cabeza reclinable.

Es interesante observar que el Bella Rossa 2G tiene una base con 6 ventosas, que permite que el aparato permanezca estable incluso a plena potencia.

En la compra, este robot viene con un gancho mezclador, otro para amasar y para la nata montada, lo que le permitirá hacer una amplia variedad de platos dulces y salados.

Cabe destacar que gracias al famoso “movimiento planetario” impreso en la cabeza del robot, puede estar seguro de obtener una pasta homogénea y bien trabajada, incluso si solo se hace una pequeña cantidad.

En cuanto a su mantenimiento, el bol puede lavarse en el lavavajillas, pero se aconseja lavar los demás utensilios a mano.

 

KitchenAid Artisan KSM175

KitchenAid es uno de los gigantes de este sector. Con un potente motor y un bol de acero inoxidable de 4,8 L, es la mar de polivalente y apreciado por los usuarios.

El KitchenAid Artisan, más joven que el «Classic», es el segundo bestseller de la marca. Así que vamos a hacerlo simple diciendo que tomó todo lo bueno del Classic y mejoró lo que necesitaba ser mejorado.

En primer lugar, tenga en cuenta que hay varias versiones (incluyendo una adorable mini versión), ¡y que los precios pueden variar dependiendo de esta versión o el color elegido! (Oferta y demanda…).

Nosotros le proponemos el modelo KSM175, a menudo comparado con el KSM125, que ofrece más accesorios. El aparato tiene unas dimensiones de 42x28x42 cm, con un peso de 11 kg.

En cuanto a los accesorios, cuenta con un bol de acero inoxidable de 4,8L con asa, gancho de amasar, batidor de varilla y de cabeza plana. Pero el KSM175 también viene con una cubierta anti-proyección con una ventana de apertura, un bol de acero inoxidable de 3L (práctico para preparaciones más pequeñas), y un batidor plano flexible (que permite raspar mejor las paredes del bol).

Encima de la cabeza mezcladora, hay un espacio para los accesorios opcionales vendidos por la marca. Por lo tanto, tiene la posibilidad de instalar una picadora, una cortadora/rebanadora cilíndrica, un exprimidor, un accesorio de prensado de frutas y verduras y mucho más.

El sistema de fijación es polivalente y único en su género. En cuanto a la base, incluye un espacio para el bol con bloqueo, para fijarlo bien.

Si hablamos de rendimiento, el KitchenAid Artisan es perfectamente operativo y próximo al nivel profesional. Esto se debe a la potencia de su motor y sus 10 velocidades de rotación.

En conclusión, el KitchenAid Artisan ofrece todo lo que se puede pedir a un robot pastelero (un motor de gran potencia y resultados sólidos y probados). A pesar de algunas imperfecciones, tales como la falta de protección contra la sobrecarga, es una licuadora/batidora fuera de lo común, que hará lo que se le pida.

 

Bosch MUM54A00

Muy ligero y compacto, es una elección ideal si desea un modelo de calidad a precio asequible. También se puede utilizar como robot multifunción con accesorios adicionales.

He aquí un modelo Bosch que, aunque no destaque por su diseño, es muy eficiente y no dejará manchas en su cocina. Es un modelo compacto (28×27,1×28,2) y sobre todo, muy ligero (5,3 kg).

Su potencia es un poco menor al Klarstein, ya que «solo» tiene 900W. Su bol de 3,9L suele ser suficiente, a no ser que quiera hacer pasteles para todo el vecindario…

Todos los accesorios, bol y batidor, son de acero inoxidable. Este es muy bueno para su mantenimiento, ya que todo se puede lavar en el lavavajillas. Con su compra, viene con un gancho de amasado gradual, un batidor de mezcla y uno convencional, y es posible comprar otros accesorios opcionales.

Tiene dos ventajas sobre el Klarstein: por un lado, tiene una séptima velocidad, lo que le permite ser aún más preciso. Por el otro, integra el «movimiento planetario 3D». Pero ¿qué es esto? De hecho, es aún más eficaz que el tradicional movimiento planetario: el batidor gira sobre sí mismo y se mueve sobre 3 ejes para moverse a lo largo del bol. Por lo tanto, la preparación siempre se concentra en el centro del recipiente, y la mezcla es muy homogénea.

Finalmente, su último fallo es probablemente su ruido: el plástico, más ligero que el del Klarstein, produce un efecto de caja de resonancia.

Al final, hay cosas buenas y malas en este robot pastelero alemán: permite ganar en precisión en comparación con el Klarstein, pero ofrece un menor volumen de preparación, y es un poco más ruidoso. Si su diseño no le decepciona, es un excelente robot pastelero que se puede transformar fácilmente en un robot multifuncional.

 

Fuentes

  1. Selectos, , 30 de marzo 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba