El Mejor Teclado Inalámbrico

El Mejor Teclado Inalámbrico

Tras 18 horas de investigación y la comparación de hasta 34 modelos diferentes, creemos que el Logitech K800 es la mejor opción del momento.

Agradable de usar y fácilmente transportable, es una inversión segura. ¿La guinda del pastel? Su comodidad de tecleo y el ajuste automático de la retroiluminación.

 

Nuestra Elección, Mejor de gama media

Logitech K800

Modelo agradable de usar tanto en la oficina como en casa. Es ideal para los amantes de la productividad o aquellos/as que alternen regularmente entre diferentes soportes.

Para nosotros, el K800 representa la mejor relación calidad/precio del momento. Es moderno, fácil de transportar y cuenta con la tecnología Easy-Switch para un mayor confort de uso. Desde el punto de vista ergonómico, nos encontramos frente a un modelo muy interesante. Asimismo, cuenta con una muy buena ergonomía.

 

Mejor barato

Microsoft All-in-One Media Keyboard

Este teclado es cualitativo, práctico, eficiente y se integra fácilmente en su sistema multimedia para ofrecerle posibilidades de control completas e intuitivas. Además, su diseño es discreto.

¿Tiene un buen equipo en su casa y está buscando un dispositivo de entrada para su sistema? En a actualidad, este teclado de Microsoft representa una de las soluciones más cualitativas a este precio. Flexible y agradable de usar, se integra fácilmente gracias a su estilo discreto y su formato reducido. Su touchpad evita incluso tener que utilizar el control remoto para navegar por los diferentes menús.

 

Mejor de gama alta

Corsair K63

¿Quién ha dicho que los inalámbricos no son para gamers? Mecánico, muy reactivo y cómodo, comprende todas las características que se esperan de estos productos.

He aquí el único producto realmente gamer de nuestra selección. El K63 (también disponible en versión con cable) es un condensado de lo que se necesita para contar con un buen teclado de este tipo. Switchs mecánicos, reactividad fuera de la norma (vía dongle) y gran comodidad de uso son sus palabras clave. Si es un jugador y quiere liberarse del cable, el K63 es una referencia.

 

Nuestra selección

Nuestra Elección, Mejor de gama mediaMejor baratoMejor de gama alta
Logitech K780Microsoft All-in-One Media KeyboardCorsair K63
Logitech K800Microsoft All-in-One MediaCorsair K63
Modelo agradable de usar tanto en la oficina como en casa. Es ideal para los amantes de la productividad o aquellos/as que alternen regularmente entre diferentes soportes.Este teclado es cualitativo, práctico, eficiente y se integra fácilmente en su sistema multimedia para ofrecerle posibilidades de control completas e intuitivas. Además, su diseño es discreto.¿Quién ha dicho que los inalámbricos no son para gamers? Mecánico, muy reactivo y cómodo, comprende todas las características que se esperan de estos productos.

 

 

¿Cómo hemos hecho la selección?

Durante nuestra búsqueda del teclado inalámbrico perfecto, nos hemos dado cuenta de cuál es la principal dificultad a la hora de elegir uno de estos productos: la gran cantidad de modelos diferentes que existen, sobre todo en la gama de entrada.

Aparte de esto, también hay que tener en cuenta el tipo de utilización que le dará o si debe sacrificar alguna característica por otra. Visto esto, he aquí los tres grandes tipos de teclados inalámbricos:

  • Los de oficina: para este tipo, lo esencial es la comodidad de tecleo y de utilización, pues se destinan a usuarios que trabajan durante horas con ellos.
  • Los gamers: aquí, la transportabilidad queda en un segundo plano para centrarse más en otras funciones anexas y en la reactividad. Suelen ser más voluminosos que los de oficina, pero intente optar por un modelo que sea fácil de transportar.
  • Los multimedia: si dispone de un sistema inteligente en su salón, puede ser útil contar con un teclado que interaccione con su soporte digital. Con un touchpad y accesos directos integrados, han sido optimizados para un uso gaming y de oficina.

Para nuestras búsquedas, nos hemos centrado en los siguientes criterios:

  • Ergonomía:  como todo teclado estándar, el confort de utilización es importante. De este modo, es necesario que las teclas están adaptadas al uso previsto y que estas minimicen el riesgo de error al teclear con una sensibilidad y una disposición optimizada.
  • Transportabilidad: un producto inalámbrico generalmente presenta un formato compacto, lo que permite poder meterlo en una mochila o maletín para facilitar el desplazamiento. Es importante que cuente con una buena autonomía, además, la retroiluminación puede ser interesante si lo utiliza en lugares con poca luz.
  • Compatibilidad: lo mejor es que sea capaz de poder conectarse con el mayor número de soportes diferentes, así evitará tener que cambiar de teclado cada vez que utilice un soporte diferente. Generalmente, los más utilizados son Android, Windows, iOS y MacOS. Asimismo, cada vez más modelos son compatibles con Chrome OS y a los diferentes sistemas de Smart TV.

En base a estos elementos, hemos podido reducir nuestra preselección original. Por último, tras analizar las opiniones y críticas de los usuarios y expertos en el campo, he aquí nuestra selección de los 3 mejores teclados inalámbricos.

 

Logitech K800

Modelo agradable de usar tanto en la oficina como en casa. Es ideal para los amantes de la productividad o aquellos/as que alternen regularmente entre diferentes soportes.

Para nosotros, el K800 representa la mejor relación calidad/precio del momento. Es moderno, fácil de transportar y cuenta con la tecnología Easy-Switch para un mayor confort de uso.

Desde el punto de vista ergonómico, nos encontramos frente a un modelo muy interesante. Aunque la inclinación es fija, la posición de las manos es bastante agradable para la mayoría de usuarios.

Las teclas están más adaptadas que las de sus versiones anteriores y no presentan ningún problema para las manos más grandes. Éstas son cóncavas, lo que permite un tecleo más ameno.

De hecho, este sistema está optimizado para reducir el ruido y mejorar la suavidad tras cada tecleo. También cuenta con un teclado digital que, aunque supone un espacio adicional más en el teclado, es un elemento necesario para todo tipo de tareas que requieran teclear muchas cifras.

Como esto aumenta su tamaño, su formato es masivo, por lo que afecta negativamente a su transportabilidad, pero aumenta su comodidad.

Si hablamos de autonomía, nos encontramos un modelo con sistema de batería en lugar de pilas, y aguanta hasta 10 días con una recarga de entre 3-6 horas.

Para acabar, su conectividad es la misma propuesta por el K380 y su Easy-Switch, pero este incluye un soporte integrado a la carcasa que permite colocar una tablet de hasta 12”. Lo mejor es que es compatible con los sistemas Bluetooth, a diferencia de su hermano menor, o vía un dongle USB.

Si quiere contar con un teclado transportable y completo, este es una gran opción.

 

Microsoft All-in-One Media Keyboard

Este teclado es cualitativo, práctico, eficiente y se integra fácilmente en su sistema multimedia para ofrecerle posibilidades de control completas e intuitivas. Además, su diseño es discreto.

¿Cuenta con un buen equipo en el salón y está buscando un periférico que funcione, pero que no sea demasiado caro? Este teclado de Microsoft es una de las mejores opciones.

Compacto, ligero y con un diseño sobrio, pero elegante, este periférico se adapta perfectamente a cualquier estilo de ordenador. Además, a diferencia del modelo anterior, este cuenta con un touchpad y numerosos accesos directos.

El touchpad es la mar de agradable de utilizar. Gracias a su disposición y diseño, está dividido en dos partes simulando los clásicos “clics” izquierdo y derecho del ratón.

El diseño en sí del teclado lo adapta a cualquier tipo de uso. Los accesos directos integrados permiten una navegación y un control más fácil. Además, estos pueden ser reprogramados dependiendo del sistema operativo que utilice.

Una característica que comparte con el teclado anterior es que funciona con 2 pilas AAA (incluidas), pero en vez de contar con una autonomía de 2 años, esta es de 18 meses (lo que no está mal…). Vamos, perfecto para desplazarnos con él a cualquier parte sin tener que preocuparnos de la batería.

En cuanto a la compatibilidad, necesitará un USB para poder utilizar este aparato. ¿Y por qué? Pues porque no cuenta con conexión bluetooth, sino con el dongle que viene incluido (es como un pequeño USB que permite una conexión inalámbrica). El punto negativo es que no es compatible con iOS. Además, sus funcionalidades son limitadas en Android y MacOS (pero claro, siendo un producto Windows, ¿qué esperaba?).

En conclusión, tal vez sea menos cualitativo y polivalente que el K380, pero su relación calidad/precio sigue siendo la mar de atractiva para un teclado de estas características.

 

Corsair K63

¿Quién ha dicho que los inalámbricos no son para gamers? Mecánico, muy reactivo y cómodo, comprende todas las características que se esperan de estos productos.

El K63 representa el primer producto realmente gamer de nuestra selección (también disponible en versión con cable). Sus pilares son: Swith mecánicos, una reactividad fuera de lo normal (vía dongle) y confort de uso.

En primer lugar, las teclas están equipadas con Cherry MX Red, muy buscado por gamers. Esto ofrece una fluidez y rapidez de activación bastante competitiva, además de un mayor rendimiento en juego.

El tecleo es suave y agradable, sobre todo gracias a la cuidada disposición y al reposamuñecas integrado (y desmontable) que, aunque un poco pequeño, permite sostener las manos. Además de la retroiluminación tecla por tecla (solo azul), muy útil en entornos oscuros. Su intensidad es regulable en 3 niveles con el botón dedicado.

Además de este comando, se integran teclas multimedia y el dúo anti-ghosting/n-key rollover, que permite pulsar simultáneamente varias teclas sin riesgo de error.

En cambio, su orientación gaming no favorece la movilidad. En efecto, para que el jugador pueda realizar sus acciones con precisión, es importante que las teclas estén suficientemente espaciadas. Esto repercute negativamente en el tamaño del teclado, que se vuelve un poco más amplio. De este modo, muestra un formato similar al del Logitech K780.

La autonomía es correcta, pero no excepcional: 15 horas con retroiluminación máxima, 25 horas con luz ligera y 75 horas sin utilizar la retroiluminación. Se tarda aproximadamente 4 horas para una carga completa a través del USB 3.0. Durante este tiempo, por supuesto, puede ser utilizado con el cable.

La conectividad está asegurada por el dúo habitual Bluetooth/ dongle USB. Le aconsejamos el segundo para disfrutar de una latencia reducida. Y aunque solo es compatible con Windows, esto no es tan negativo como en otros productos de nuestra selección, ya que la mayoría de los videojuegos se desarrollan principalmente en este sistema.

Lo mejor de este accesorio es el Lapboard, que convierte su teclado en un soporte de juego para su salón. También incluye una alfombrilla para el ratón para tener el setup completo. ¡Así podrá disfrutar de sus títulos favoritos en la comodidad de su salón, desde el primer momento!

Resumiendo, si es un gamer y quiere librarse del cable, el K63 es un referente.

 

Fuentes

  1. Selectos, , 15 de mayo 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba