La Mejor Cámara Réflex

La Mejor Cámara Réflex

Tras 20 horas de investigación y el examen exhaustivo de hasta 50 modelos, consideramos que la mejor réflex del momento es la Canon EOS 90D.

No solo realiza muy buenas fotografías, sino que además cuenta con una correcta ergonomía, es capaz de grabar en 4K y presenta un precio razonable.

 

Nuestra elección, Mejor de gama media

Canon EOS 90D

Vídeo 4K, protección contra la intemperie, colores realistas incluso en JPEG… Es un gran compañero de viaje para quien busca fotos de calidad.

La Canon EOS 90D se dota de una notable ergonomía, un seguimiento de ojos eficaz y una correcta conectividad. Cómoda tanto para fotografía como vídeo, es bastante agradable de usar. Sin embargo, sus JPEG presentan menos detalles que su rival de Nikon, y el enfoque automático a través del visor óptico deja que desear.

 

Mejor barata

Nikon D3500

Modelo cómodo y asequible de gama de entrada. Este aparato es muy ligero y posee una excelente batería y un autofoco rápido.

La Nikon D3500 pretende ser ligera y fácil de utilizar. Su autoenfoque es rápido y la calidad de imagen está a la altura, aunque sus videos y velocidad de transferencia están por debajo de la competencia… Esta SLR es bastante interesante para los principiantes en fotografía.

 

Mejor de gama alta

Nikon D850

Ofrece una calidad de imagen excepcional, vídeos en 4K sin recortar y un joystick de enfoque. Se considera un modelo SLR profesional.

La Nikon D850 cuenta con una excelente ergonomía, botones retroiluminados un joystick y un puerto XQD para las tomas de fotos ultrarrápidas. Sus fotografías, incluso en JPEG, ofrecen una gama de colores admirables. Su gestión de los detalles y su sensor de 45 millones de píxeles tiene un precio: cuesta el doble que su rival directo.

 

Nuestra selección

Nuestra elección, Mejor de gama mediaMejor barataMejor de gama alta
Canon EOS 90DNikon D3500Nikon D850
Canon EOS 90DNikon D3500Nikon D850
Vídeo 4K, protección contra la intemperie, colores realistas incluso en JPEG… Es un gran compañero de viaje para quien busca fotos de calidad.Modelo cómodo y asequible de gama de entrada. Esta réflex es muy ligera y posee una excelente batería, además de un rápido autoenfoque.Ofrece una calidad de imagen excepcional, vídeos en 4K sin recortar y un joystick de enfoque. Se considera un modelo SLR profesional.

 

 

¿Cómo hemos hecho la selección?

Aunque las cámaras réflex están muy presentes en el mercado de los aficionados y el público en general, éstas no convienen a todo el mundo, pues los parámetros suelen ser difíciles de configurar.

En cambio, si la configuración manual no le asusta y busca un cámara polivalente y eficiente, ¡entonces están hechas para usted!

A pesar de que este tipo de cámaras están pensadas para el sector profesional, las posibilidades de uso de son muy variadas, como nos cuenta la fotógrafa Gema Hernández, que lleva años utilizando una Canon 6D para realizar desde retratos y bodas, hasta cortometrajes, pues destacan por sus objetivos intercambiables, gran calidad de imagen y opción de vídeo.

  • La ergonomía: lo que hace particular a una réflex son las múltiples configuraciones que proponen (apertura del diafragma, la velocidad de obturación, equilibrio de los blancos, la sensibilidad, etc.). Por supuesto, es necesario dominarlos a la perfección para un uso acertado (incluso si todas las réflex también disponen de un modo automático o semiautomático, que puede facilitarle la vida de vez en cuando). Pero esto solo puede ser posible si todos los parámetros son intuitivos y, sobre todo, fácilmente accesibles.
  • La calidad de imagen: al contrario de lo que se suele pensar, la calidad de imagen no está únicamente ligada al número de megapíxeles, sino también a otros factores como el sensor o el visor, que tienen una gran influencia en la claridad y definición de las fotos.
  • El sensor: las réflex suelen tener un sensor más grande que las compactas, este produce menos ruido y permite una captura más rápida y una mejor imagen. Muchas réflex de gama básica contienen un sensor APS-C, menos costoso pero igualmente más pequeño y menos sensible a la luz. Si tiene los medios y no le importa la compacidad, preferirá una cámara con sensor “full frame” (o «de formato pleno»), con la que la sensibilidad y la profundidad del campo sean normalmente más elevados.
  • El objetivo: las réflex permiten particularmente cambiar de objetivo y controlar su profundidad de campo. Una simple compacta tiene solo un objetivo para todos los contextos, mientras que la réflex le empujará a escogerlos en función del resultado que desea obtener. Un verdadero aislamiento de la parte trasera permite verdaderamente aumentar el valor.
  • El visor: los híbridos se desmarcan de las réflex al tener un EVF: un visor electrónico.  Las réflex utilizan espejos, por lo tanto, podrá ver directamente lo que va a fotografiar, a través del objetivo. De hecho, verá por el visor como a través de sus ojos y no el resultado final de la fotografía.  La principal ventaja es que evita el problema del estado latente entre el objetivo y la pantalla, que puede ser molesta para apuntar a un sujeto en movimiento. Pero el inconveniente, es que no podrá ver el resultado final.
  • El estabilizador: evitar que sus fotos sean borrosas, mejor vale optar por una cámara que integre un sistema de estabilización eficaz. Sobre este principio, dos grandes escuelas se enfrentan en el ámbito de las réflex: los que integran este estabilizador en su objetivo, de modo que le sea perfectamente adaptado (Canon, Nikon) y los que lo integran en el mismo aparato (Pentax). Es en parte lo que puede explicar la diferencia de precio entre los objetivos de ciertas marcas.
  • La autonomía: como su funcionamiento es menos electrónico, suelen tener una mejor autonomía Aunque estas varían en función de la gama de precios en la que quiera invertir. Un consejo: independientemente de si la autonomía de su cámara es buena o no, siempre es recomendable tener una batería de repuesto.

Una primera búsqueda nos permitió aislar unos 16 modelos. Para cada una de ellos, no solo comprobamos sus características técnicas, sino que también las comparamos entre sí. Además, y para ser más precisos, consultamos las opiniones y críticas de los usuarios (ingleses y españoles) y varios expertos en la materia.

Como resultado final, he aquí nuestra selección de las 3 cámaras réflex con la mejor relación calidad/precio del momento.

 

Canon EOS 90D

Vídeo 4K, protección contra la intemperie, colores realistas incluso en JPEG… Es un gran compañero de viaje para quien busca fotos de calidad.

La Canon EOS 90D ofrece unas imágenes con colores y detalles excepcionales en RAW. Entre las réflex APS-C, es uno de los modelos de mayor resolución. La flexibilidad de los archivos RAW permite recubrir muchos detalles.

La autoenfoque es rápido, pero también inteligente: esta réflex es capaz de trabajar con varias zonas de enfoque a la vez para seguir mejor los temas. En lugar de una lámpara de asistencia para el enfoque, el Canon EOS 90D lanza una serie de breves destellos en penumbra. Un método eficaz, sin duda, pero que puede resultar molesto para las personas que se encuentran frente al objetivo. Sin embargo, esta técnica puede desactivarse.

La ergonomía vuelve a ser ejemplar e incluso se refuerza gracias a la integración de un joystick para ajustar el enfoque.

Gracias a su procesador DIGIC 8, el aparato gana en reactividad y velocidad, permitiendo entre otras cosas tomas en ráfaga a 10 IPS. También permite grabar en 4K sin recortar. La duración máxima de los vídeos es de 30 minutos. Esta SLR tiene Wifi y Bluetooth. Además, su batería le permite realizar hasta 1.300 fotografías.

Al final, la Canon EOS 90D tiene la ventaja de combinar una excelente reactividad y buena calidad de imagen, con una gran ergonomía. Sin embargo, se nota una pérdida de detalles demasiado grande en JPEG.

 

Nikon D3500

Modelo cómodo y asequible de gama de entrada. Este aparato es muy ligero y posee una excelente batería y un autofoco rápido.

La gama base de Nikon se divide en dos grupos. Las D3xxx como aquellas (siendo la D3500 el último modelo de la gama) que ofrecen una puerta de entrada asumible y cómoda al mundo de las cámaras réflex, y las D5xxx como la D5600, que encontraréis más tarde, que son más óptimas para aquellos que buscan un poco más de funcionalidades y un mejor control creativo sobre sus fotos.

En cuanto al diseño, esta vez la D3500 de 2918 se aleja un poco de su predecesora para acercarse a la ergonomía de la D5600. Compacta (415 g) y sólida a pesar de sus acabados en plástico; presenta una empuñadura que facilita enormemente su uso. Evidentemente, con un cuerpo tan ligero, todo objetivo que fijemos para la foto parecerá monstruoso y podría desequilibrar. Sin embargo, esto es algo insólito, y para nada desagradable.

En lo que concierne a sus prestaciones, el visor óptico está basado en un modelo pentaespejo, común en los modelos de gama baja. No es el mejor diseño posible, pues el visor es un poco estrecho y solo permite cubrir el 95% del campo de acción. Es un poco problemático.

La pantalla posee un tamaño cómodo y una buena colorimetría, pero ni es táctil ni orientable, lo que es normal en esta franja de precios, pero que pueda frustrar a más de uno.

En lo que respecta a la conexión, nos encontramos frente a un aparato bastante minimalista: la cámara posee una tarjeta SD y un puerto de carga micro-USB (es sorprendente no encontrar un USB-C en un aparato tan reciente). El puerto para el micrófono, es inencontrable, siendo algo realmente malo en vista de su calidad de captura de vídeos, pues la D3500 puede grabar en Full HD hasta 60 ips (sin embargo, no tiene 4k).

Para terminar, en lo que se refiere a la calidad de imagen (¡imagino que es un factor muy importante para usted!), la Nikon D3500 soporta un sensor de talla APA-C CMOS, como muchas réflex de la misma gama, y sus 24Mp están muy bien explotados.

 

Nikon D850

Ofrece una calidad de imagen excepcional, vídeos en 4K sin recortar y un joystick de enfoque. Se considera un modelo SLR profesional.

La Nikon D850 ofrece unas imágenes RAW con impresionantes detalles. Sus colores son realistas y cálidos. Sin embargo, puede observarse una presencia de muaré (distorsión provocada por la superposición de dos patrones tramados o rejillas de líneas con determinado ángulo) debido a la ausencia de filtro antialiasing. Los JPEG no se quedan atrás con colores vibrantes y una pérdida de detalle controlada.

El autoenfoque es realmente eficaz, pero requiere la calibración de objetivos: una operación reservada a los entendidos en el campo. El seguimiento también es más preciso que la competencia. Además, un joystick permite ajustar el enfoque.

La pantalla es retráctil, luminosa y sensible. El visor óptico es uno de los más amplios de la gama Nikon. Los botones retroiluminados son una ventaja en términos de ergonomía, y a diferencia de los modelos de menor gama, estas teclas son numerosas y están distribuidas por toda la superficie de la cámara, por lo que le llevará un tiempo adaptarse.

Esta cámara también permite filmar en 4K (con riesgo de muaré). Estos vídeos son fáciles de realizar gracias a la construcción reducida y cómoda de la caja, a pesar de su importante peso.

Las tarjetas XQD, relativamente raras en fotografía, son compatibles con esta DSLR y ofrecen una velocidad de escritura muy alta: es un formato para considerar si realiza fotografía deportiva.

En cuanto a la conectividad, este dispositivo posee Wifi y Bluetooth para transferir archivos rápidamente. Es resistente a la intemperie, pero ofrece menos opciones que algunos modelos híbridos como GPS o impermeabilidad de varios metros.

En resumen, este modelo es muy, muy interesante, pero está dirigido a fotógrafos profesionales por su nivel de prestaciones y alto presupuesto: casi el doble que su rival directo.

 

Fuentes

  1. Selectos, , 31 de julio 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba