La Mejor Cuna de Viaje

La Mejor Cuna de Viaje

Tras 14 horas de investigación y la muy reflexiva comparación de hasta 15 modelos populares, hemos establecido nuestra selección de las mejores cunas de viaje del mercado.

La Aerosleep de Aeromoov se ha convertido en nuestra preferencia dada su practicidad, ligereza y su sistema de despliegue. Además, su muy buena relación calidad/precio terminó por convencernos.

 

Nuestra Elección, Mejor de gama media

Aeromoov Aerosleep

Muy ligera, esta cuna de viaje se instala en apenas 2 segundos, casi como las tiendas de campaña de Quechua, que se despliegan por sí solas. El colchón puede realzarse para los bebés de menos de 2 meses.

La Aerosleep es una de las mejores opciones en términos de transportabilidad. Con menos de 5 kg, podrá llevar esta cuna de viaje allí donde vaya. Sus laterales de malla le permiten poder observar al pequeño mientras se divierte en su interior de tipo “parque”. Además, el colchón de espuma PU asegura una excelente comodidad y su sistema de pliegue/despliegue ha convencido a más de un padre.

 

Mejor barata

Hauck Dream’N Play Plus

Bastante básica, esta cuna de viaje es fácil de instalar y se adapta a los más peques con una apertura lateral cuya cremallera es la mar de discreta y solamente accesible desde el exterior.

Aunque al principio requiere un cierto tiempo de adaptación, una vez le coja el tranquillo, bastarán un par de minutos para instalarla. La estructura es robusta y puede guardarse en una funda de transporte una vez plegada. Aunque no es la más ligera, constituye una elección la mar de interesante no solo por sus características, sino por su atractivo precio.

 

Mejor de gama alta

$2(un poco más equipada, pero con un precio ligeramente superior).

 

Nuestra selección

Nuestra Elección, Mejor de gama mediaMejor barataMejor de gama altaAlternativa barata
Aeromoov Instant Travel Cot_1Hauck Dream’N Play Plus_1Babybjörn Light_1Safety 1st Soft Dreams_1
Aeromoov AerosleepHauck Dream’N Play PlusBabybjörn LightSafety 1st Soft Dreams
Muy ligera, esta cuna de viaje se instala en apenas 2 segundos, casi como las tiendas de campaña de Quechua, que se despliegan por sí solas. El colchón puede realzarse para los bebés de menos de 2 meses.Bastante básica, esta cuna de viaje de Hauck es fácil de instalar y se adapta a los más pequeños con una apertura lateral cuya cremallera es la mar de discreta y solamente accesible desde el exterior.Con sus cuatro caras de mallas, esta cuna de viaje asegura una óptima aireación y le permite poder tener siempre un ojo a su pequeño/a. Sus colchones tienen un grosor de 4 cm para mayor comodidad.Este modelo tradicional de cuna de viaje es interesante por su practicidad y bajo precio. Es un modelo cuyos laterales (en largo) son opacos y de mallas. Asimismo, destaca por su sensación de solidez.

 

 

¿Cómo hemos hecho la selección?

Afortunadamente, tener un bebé no imposibilita el poder desplazarse o viajar, ya sea por vacaciones o para una simple visita a casa de sus padres o sus amigos. Para un mayor confort y facilidad, muchos padres han apostado por una cuna de viaje, ya que pueden dejar solo a su retoño y vigilarlo al mismo tiempo, mientras se toman un descanso con total seguridad.

A pesar de su simplicidad, la gran cantidad de modelos diferentes en el mercado hacen que la elección se torne algo complicada. La elección depende de sus exigencias y necesidades, pero para ello, hay que tener en mente varios puntos:

  • El peso y volumen: como es un elemento que tendrá que transportar, lo más sensato es optar por un modelo ligero y lo más compacto posible. De este modo, también será mucho más fácil a la hora de montarla o guardarla.
  • La facilidad de montaje y desmontaje: este criterio es esencial. Siga bien las instrucciones del fabricante, pues aunque no lo crea, suelen ser frecuentes los “pequeños” accidentes ligados a una mala instalación.
  • La seguridad: además de ser sólida, debe ser estable en cualquier situación. Si está equipada con ruedines, verifique que estos cuenten con un sistema de bloqueo. También se recomienda optar por un modelo de malla, ya que le permitirá observar al pequeño.
  • El confort: los colchones suministrados suelen ser muy finos e incómodos. Si es posible, opte por un colchón suave, pero recio al mismo tiempo (para el soporte lumbar del más peque). Asimismo, los laterales en malla ofrecen una buena ventilación, así como una opacidad perfecta para las pequeñas siestas.

Además, hay modelos que pueden personalizarse con diferentes elementos:

  • La ropa de cama: a veces podría resultar difícil encontrar sábanas adaptadas a este tipo de cunas, mucho más cuando raramente se incluyen en la compra. Intente optar por ropa de cama de la misma marca para evitar problemas de compatibilidad.
  • El realzador: permite fijar el colchón sobre un segundo nivel (en altura). Preste atención al peso máximo indicado y a la franja de edad para la que está destinado. Además, mientras el peque no sepa ponerse de pie o sentarse, esto le evitará algún que otro problema de espaldas.
  • El parasol y la mosquitera: son muy prácticos si desea instalar la cuna en el exterior de vez en cuando, como el jardín o un parque, por ejemplo. La mosquitera puede servir incluso para usar en el interior durante el verano.

Tras haber comparado todos estos criterios, consultamos las opiniones de usuarios y expertos en algunas de las páginas web referentes en la materia (francófonas y españolas). Y para afinar la selección final, también comprobamos su disponibilidad en el mercado europeo y su practicidad.

Finalmente, pudimos realizar nuestra selección final con los 4 mejores modelos de cunas de viaje del momento en términos de relación calidad/precio.

 

Aeromoov Aerosleep

Muy ligera, esta cuna de viaje se instala en apenas 2 segundos, casi como las tiendas de campaña de Quechua, que se despliegan por sí solas. El colchón puede realzarse para los bebés de menos de 2 meses.

Con este modelo, Aeromoov se ha centrado en la rapidez y la facilidad. El montaje se realiza en unos pocos segundos: sacamos la cuna de la funda, la desplegamos, ¡y listo! Asimismo, para desmontarla el proceso también es simple, pues basta con doblarla en tres.

Metida en la funda de transporte presenta unas dimensiones de 72 x 71 x 12 cm, lo que es un poco ancho, pero perfecto para guardar fácilmente en la maleta del coche o en casa. De hecho, no pesa más de 5 kg.

Este modelo ofrece una opción ideal para los recién nacidos, pues cuenta con un realzador destinado para los más peques hasta los 2 meses.

Para los bebés con una edad comprendida entre los 2 meses y los 3 años, simplemente basta con instalar el colchón en el fondo de la cuna. Sus 3 cm de espesor son un poco justos, según algunos padres, pero estos destacan que su espuma sigue siendo aún más cómoda que algunos colchones semirrígidos clásicos.

Los laterales más largos están compuestos principalmente de malla, lo que permite a los padres poder vigilar a su pequeño mientras esté en la cuna. Asimismo, el objetivo de esta cuna es poder ser transportada allí donde vaya y utilizarla tanto en interior, como en exterior. La base es ancha e impermeable, por lo asume perfectamente su función de “parque”.

Tampoco podemos olvidarnos de la espalda de papá y mamá, pues la base de la cama está provista de muescas para los pies, lo que permite dejar al bebé sin lastimarse.

Es una pena que las dimensiones del colchón no sean compatibles con los tamaños de sábanas estándar para cunas (60 x 110 cm desplegables y 60 x 80 cm en formato realzado), pero por supuesto, la marca comercializa sus propias sábanas.

Al final, lo que más nos atrae es su montaje/plegado súper rápidos y su poco peso, ya que este factor la convierte en una solución verdaderamente portátil. Asimismo, la posibilidad de instalar a los bebés en un nivel elevado también es muy práctico.

 

Hauck Dream’N Play Plus

Bastante básica, esta cuna de viaje es fácil de instalar y se adapta a los más peques con una apertura lateral cuya cremallera es la mar de discreta y solamente accesible desde el exterior.

Bastante clásica, este modelo para “peques” (máx. 15 kg) es muy práctico como cuna de apoyo para sus viajes y visitas, o como parque de juegos ocasional.

El montaje no es demasiado intuitivo, pero no es difícil: primero hay que fijar los lados hasta escuchar el “clic” de seguridad, y luego debe empujar el fondo de la cuna hasta escuchar, de nuevo, el “clic”. Afortunadamente, si tiene algún tipo de duda hay numerosos videotutoriales en la red.

Para volver a plegarla, simplemente hay que realizar el proceso anterior, pero a la inversa. Luego no queda más que guardarla en su funda de transporte, y listo. El conjunto presenta unas dimensiones de 80 x 27 x 26 cm.

Una vez le coja el tranquillo, el sistema es bastante fácil de tomar en práctica. Eso sí, su peso de 8 kg no lo convierte en un peso pluma.

El colchón incluido en la compra hace más las veces de somier que de propio colchón, y la gran mayoría de los padres han apostado por invertir en un “auténtico” colchón para ofrecer una mejor comodidad a su pequeño.

Asimismo, la propia marca propone los colchones Sleeper, para un bienestar óptimo durante sus momentos de juegos o pequeñas siestas, pero su precio es relativamente alto si tomamos de referencia el propio precio de la cuna de viaje. De todos modos, y afortunadamente, este modelo presenta las medidas clásicas (60 x 120 cm), por lo que podrá encontrar fácilmente colchones de estas dimensiones sin tener que invertir en los de la marca.

Sus laterales presentan la mayor parte de su superficie en tela de malla y la cremallera solo es accesible desde el exterior, por lo tanto, podrá vigilar a su pequeño con la seguridad de que no podrá escaparse.

Al final, este modelo nos seduce por la practicidad de su montaje y plegado, y aunque es muy básico, está dotado de una ventajosa abertura lateral y su precio es realmente atractivo, si tenemos en cuenta que es un modelo de apoyo.

 

Con sus cuatro caras de mallas, esta cuna de viaje asegura una óptima aireación y le permite poder tener siempre un ojo a su pequeño/a. Sus colchones tienen un grosor de 4 cm para mayor comodidad.

El modelo Light de Babybjörn es un imprescindible en este sector. Goza de una excelente reputación y ya ha seducido a una gran cantidad de usuarios. En este modelo, todos los laterales son de mallas, para un aireación óptima y la posibilidad de vigilar fácilmente a su pequeño angelito.

Para montarla, deberá abrirla (viene plegada en dos) y colocar la parte superior “de cara” al suelo. Colocamos una a una cada pata hasta escuchar el “clic” de cierre, le damos la vuelta, colocamos el colchón, ¡y listo!

Para guardarla, es el mismo procedimiento, pero al revés: quitamos el colchón, plegamos las patas y doblamos el conjunto. Luego a su funda, y hasta la próxima. Las dimensiones del conjunto son de 49 x 60 x 14 cm, muy similar a una maleta pequeña con un peso de menos de 6 kg.

El colchón puede fijarse a las patas gracias al sistema de ganchos que permite una estabilidad óptima. Además, su grosor de 4 cm ha convencido a muchos padres, destacando su comodidad y la seguridad que aporta al bebé y a su pequeña espalda.

Desafortunadamente, este no presenta las clásicas dimensiones (120 x 60 cm), sino 105 x 60 cm. Aun así, la marca propone una amplia gama de sábanas y fundas de algodón bio adaptadas a este modelo (se incluye una con la compra de este modelo).

Asimismo, nos gustaría destacar que toda la ropa de cama y las fundas pueden ser lavadas a máquina (entre 40 y 60°C), y todos sus tejidos cuentan con la certificación Oeko-tex.

En resumen, la Babybjörn Light acumula una serie de ventajas que difícilmente pueden ser ignoradas: facilidad de montaje, colchones cómodos y seguros, la posibilidad de lavar a máquina los diferentes componentes de la cuna… ¿Qué más se le puede pedir?

 

Safety 1st Soft Dreams

Este modelo tradicional de cuna de viaje es interesante por su practicidad y bajo precio. Es un modelo cuyos laterales (en largo) son opacos y de mallas. Asimismo, destaca por su sensación de solidez.

La marca americana Safety 1st es especialmente famosa por su mítico rótulo amarillo «¡Bebé a bordo!”, que podemos encontrar pegado en el cristal trasero de una gran cantidad de coches. Pero la marca no solo es célebre por ello, sino también por la excelente reputación de sus productos para bebés y niños pequeños.

Es un modelo de estilo “tradicional”, cuyo montaje requiere un poco de práctica: tras colocar la estructura en el suelo, deberá colocar los cuatro extremos hasta escuchar el “clic” de seguridad. Luego, deberá simplemente empujar y colocar la base en su lugar y añadir el colchón (todo ello sin olvidar fijarlos a la estructura).

Para plegarlo, lo mismo, pero al revés. De hecho, muchos padres han apostado por este modelo desde el primer momento por la sencillez y comodidad del pliegue/despliegue.

También es muy fácil de transportar gracias a su funda con asas incluida en la compra. El conjunto tiene un peso de 8 kg y unas dimensiones de 75 x 20 x 19 cm una vez plegado, por lo que es bastante compacto.

El fondo de fibra de madera le aporta estabilidad al conjunto. Este se recubre por una ligera capa de espuma que muchos estiman insuficiente para el bienestar del bebé, por lo que, una vez más, será necesario invertir en un colchón suplementario, pero gracias a sus dimensiones estándar, no será difícil encontrarlo.

Este modelo es apto para recién nacidos y niños de hasta 15 kg. En cuanto al diseño, este es bastante básico, con ambas caras frontales opacas y laterales de malla, pero está disponible en diferentes colores.

De hecho, si no le importara invertir un poco más, hay una versión 3 en 1 más completa, la Full Dreams, equipada con una mesita para cambiar pañales, un realzador para recién nacidos y ruedines.

Al final, este modelo es simple y cumple bien su función. Asimismo, es fácil de montar, plegar, y transportar. Vamos, un modelo muy interesante a tener en cuenta.

 

Fuentes

  1. Selectos, , 9 de junio 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba