La Mejor Dashcam

La Mejor Dashcam

Tras 13 horas de búsqueda y la exhaustiva comparación de 9 modelos populares, creemos que la dashcam más interesante del momento es la Garmin Dash Cam 56.

Combina una buena calidad de imagen, funcionalidades completas e interesantes y la justa cantidad de opciones para permitirle abordar la totalidad del trayecto con total serenidad.

 

Nuestra Elección, Mejor de gama media

Garmin Dash Cam 56

Este modelo es capaz de grabar tanto en Full HD como en QHD, y se distingue por sus numerosas funcionalidades (GPS, Wifi, G-Sensor, etc.), como la asistencia vocal o la ayuda a la conducción, entre otras.

Garmin está muy activa en el mercado de las Dashcams, y su modelo 56 sigue constituyendo una referencia en la materia. Dada su compacidad, calidad de imagen y todas las funcionalidades que embarca, presenta probablemente una de las mejores relaciones calidad/precio del presente mercado.

 

Mejor barata

Nextbase 222

Esta dashcam de bajo precio ofrece una grabación Full HD bastante convincente, y tiene algunas características adicionales bastante interesantes como un G-Sensor que activa la cámara en caso de impacto.

La Nextbase 222 es una dashcam que ofrece lo esencial, con una muy buena calidad de grabación para su gama de precios. Es un modelo ideal para conductores casuales que quieren protegerse sin agujerear su cartera. Aun así, su versión anterior, la 212 Lite, sigue siendo una opción muy interesante.

 

Mejor de gama alta

Nextbase 522GW

Entre su gran calidad de imagen, sus numerosas ayudas a la conducción, funciones de seguridad avanzadas, y la interesante integración de Alexa, es el dispositivo ideal para mochileros con experiencia.

La Nextbase 522GW es sólida, discreta, fácil de usar, hiper segura y está cargada de funciones. Lo único que podemos hacer es recomendarla a aquellos que viajan con regularidad. Incluso los mochileros más experimentados estarán encantados de saber que Nextbase también ha lanzado una serie de módulos compatibles con la 522GW, que permiten registrar simultáneamente lo que sucede en la cabina o en la parte trasera del coche.

 

Alternativa de gama media

Nextbase 512GW

Versión desinflada de la gama alta 522, mantiene una alta calidad de grabación al mismo tiempo que ofrece una amplia conectividad. Solo pierde algunos puntos en ergonomía con respecto a su hermana mayor.

La Nextbase 512GW es una excelente alternativa a su rival de gama Garmin. Permite la posibilidad de grabar en 1440p a 30 IPS, 1080p a 60 IPS y HDR. Presenta un amplio ángulo de visualización y cuenta con numerosas y prácticas funciones.

 

Alternativa de gama alta

Garmin 66W

Evolución de la excelente 55, esta dashcam retoma muchas de sus mejores características y resuelve los fallos de la anterior versión. Compacta y discreta, ofrece un amplio ángulo de visión, útil para protegerle en caso de problemas.

Con este modelo, Garmin ha vuelto a dar un toque juvenil a su gama de finales de primavera de 2019. Esta excelente dashcam destaca por su formato compacto y discreto, su eficiencia, y carece de muy pocos defectos. Retoma lo mejor de la 55, y mejora otros aspectos.

 

Nuestra selección

Nuestra Elección, Mejor de gama mediaMejor barataMejor de gama mediaAlternativa de gama mediaAlternativa de gama alta
Garmin Dash Cam 56Nextbase 222Nextbase 522GWNextbase 422GWGarmin 66W
Garmin Dash Cam 56Nextbase 222Nextbase 522GWNextbase 512GWGarmin 66W
Este modelo es capaz de grabar tanto en Full HD como en QHD, y se distingue por sus numerosas funcionalidades (GPS, Wifi, G-Sensor, etc.), como la asistencia vocal o la ayuda a la conducción, entre otras.Esta dashcam de bajo precio ofrece una grabación Full HD bastante convincente, y tiene algunas características adicionales bastante interesantes como un G-Sensor que activa la cámara en caso de impacto.Entre su gran calidad de imagen, sus numerosas ayudas a la conducción, funciones de seguridad avanzadas, y la interesante integración de Alexa, es el dispositivo ideal para mochileros con experiencia.Versión desinflada de la gama alta 522, mantiene una alta calidad de grabación al mismo tiempo que ofrece una amplia conectividad. Solo pierde algunos puntos en ergonomía con respecto a su hermana mayor.Evolución de la excelente 55, esta dashcam retoma muchas de sus mejores características y resuelve los fallos de la anterior versión. Compacta y discreta, ofrece un amplio ángulo de visión, útil para protegerle en caso de problemas.

 

 

¿Cómo hemos hecho la selección?

Una dashcam es una cámara instalada en el interior del parabrisas o sobre el salpicadero para grabar lo que ocurra tanto en el interior, como en el exterior del vehículo.

Prohibida en algunos países, obligatoria en otros, esta cámara ha suscitado un gran entusiasmo en países como España y Francia, todo ello para grabar los constantes contratiempos y accidentes que pasan en carretera.

Tras haber examinado una cuarentena de modelos que se encuentran en el mercado actual, hemos determinado que, sea cual sea su presupuesto y sus necesidades, hay cinco parámetros que deben ser absolutamente tomados en cuenta antes de la compra:

  • La calidad de imagen: es necesario disponer de una calidad de imagen lo suficientemente buena como para poder ser legible. Esto pasa por la resolución de la imagen (HD, Full HD, 4K…), pero también por el número de IPS (imágenes por segundo). Por ejemplo, un vídeo 4K a menos de 25 IPS es más o menos inútil.
  • El FOV (Field Of View): cuanto más grande sea, mayor será la visión periférica. Sin embargo, hay que verificar que no cree un efecto burbuja demasiado pronunciado, que a veces puede volver la imagen menos legible.
  • El sistema de sujeción: incluso si quiere fijarla permanentemente a su vehículo, es importante poder retirar la dashcam en cualquier momento. Por lo tanto, sería mucho mejor optar por un sistema adhesivo, antes que por un soporte de ventosas o imanes.
  • El tamaño: una dashcam pequeña tiene la ventaja de no obstruir casi nada su campo de visión de la carretera, además de ser más discreta. Sin embargo, las cámaras pequeñas son más difíciles de manipular, sobre todo si hay que utilizar su pantalla.
  • La pantalla: aunque la mayoría de dashcam tienen pantalla (con una media de 2”), no siempre es el caso. Algunas solo te permiten el visionado de imágenes mediante una conexión a una unidad externa (ordenador, smartphone…), lo que no siempre resulta muy práctico.

Una vez tomado esto en consideración, examinamos la presencia (o ausencia) de algunas funciones que podrían resultar muy útiles.

  • La capacidad máxima de la memoria: la mayoría de dashcam funcionan con un registro sobre tarjeta SD (que normalmente no se incluye). En función de la resolución escogida, y para evitar que la memoria se sature rápidamente, es mejor optar por los modelos que alcancen al menos los 32 GB (en Full HD, una tarjeta SD de 32 GB puede grabar hasta dos horas de conducción.
  • Un GPS: guarda automáticamente el lugar y fecha de la toma, pero además, es cada vez más común encontrar cámaras que también indican la velocidad y su dirección. Todo ello son pruebas complementarias en caso de un eventual accidente.
  • La vigilancia parking: funciona cuando su vehículo está parado. Está limitado por el FOV de la cámara, además de su nivel de batería.
  • Los asistentes de conducción: algunos modelos le alertan si conduce muy cerca de otro vehículo, le avisan si cruza una línea continua, e incluso reconoce las señales de circulación. Otros van más lejos, desde recordarle realizar una pausa esporádica para descansar durante los trayectos largos, hasta encender los faros porque no hay demasiada luz.
  • La conexión Wifi: le permite comunicarse rápidamente con las aplicaciones smartphones especializadas.
  • Una doble cámara: se acompañan de una cámara secundaria, más pequeña, que también graba lo que está detrás suyo y el interior del vehículo.

Hemos consultado muchos test y pruebas especializadas, además de innumerables vídeos de grabación. Esto nos has permitido seleccionar 10 dashcams con un atractivo especial.

Así pues, para cada una de ellas consultamos las diversas opiniones de los usuarios, recogidas tanto en los comentarios de diferentes web de venta como como en páginas especializadas y blogs. Y para ser lo más exhaustivos posible, hemos llevado a cabo este proceso desde el punto de vista francófono, español e inglés.

Como resultado, he aquí las 5 mejores dashcams del mercado actual.

 

Garmin Dash Cam 56

Este modelo es capaz de grabar tanto en Full HD como en QHD, y se distingue por sus numerosas funcionalidades (GPS, Wifi, G-Sensor, etc.), como la asistencia vocal o la ayuda a la conducción, entre otras.

Garmin es una marca bastante activa en el mundo de las dahcam, y su modelo 56, nueva versión de la célebre 55, estrenada en la primavera de 2017, se vuelve a colocar como uno de los máximos referentes en la materia.

Más compacta que la Nextbase 212 (5,6 x 4 x 2,1 cm y un peso de 59 g), también tiene una pantalla de 2”. Esta vez, ofrece una resolución de 1440p a 30 IPS y las opiniones de los usuarios y los vídeos son unánimes: es una de las mejores calidades de imagen proporcionadas por una dashcam con esta resolución. Sin embargo, los resultados son aún más satisfactorios en Full HD (1080p) a 60 IPS, con una imagen aún más fluida.

Le es posible programar una grabación HDR (High Dynamic Range) que mejora el contraste y la claridad.

Por el contrario, no dispone de visión nocturna, lo que hace que su visibilidad con poca luz sea intermedia. En cuanto a su ángulo de visión, este es de 140°.

Exceptuando esto, ¡no tiene ningún defecto! De hecho, está muy bien equipada, ya que con la compra viene una tarjeta microSD de 8 GB (le recomendamos 32 GB como mínimo).

También se conecta a través del encendedor de cigarrillos y ofrece una capacidad de grabación de 30 minutos si su sensor G-Sensor detecta un choque.

Pero donde se distingue de los modelos de entrada de gama, es porque está equipada con un receptor GPS, asistencia de conducción (que le avisa en caso de choque inminente o cuando cruza una línea continua) e incluso conexión Wifi para transmitir fácilmente sus imágenes desde la aplicación específica.

Otro punto muy apreciable es la integración del comando de voz: basta con decir: “Ok Garmin, y este inicia o para la cámara. También puede decir: “Ok Garmin, tomar foto”, para hacer una foto o incluso: “Ok Garmin, iniciar Travelapse”, para activar este modo de grabación en particular.

Es un modo de grabación acelerada, que consiste en capturar imágenes según intervalos previamente determinados (o automáticamente configurados por la cámara en función de la longitud del trayecto) para hacer una secuencia de vídeo acelerada bastante divertida.

En definitiva, debido a su compacidad, calidad de imagen y todas las características que incorpora, es probablemente una de las mejores relaciones calidad/precio del mercado. Probablemente seducirá incluso a los más aventureros de entre vosotros.

 

Nextbase 222

Esta dashcam de bajo precio ofrece una grabación Full HD bastante convincente, y tiene algunas características adicionales bastante interesantes como un G-Sensor que activa la cámara en caso de impacto.

La Nextbase 222 es una dashcam que ofrece lo esencial, con una muy buena calidad de grabación para su gama de precios. Es un modelo ideal para conductores casuales que quieren protegerse sin agujerear su cartera. Aun así, su versión anterior, la 212 Lite, sigue siendo una opción muy interesante.

Se trata de una cámara muy compacta (8,3 x 5,2 x 4,7 cm), lo que la hace la mar de discreta, además, con la compra se añade el sticker para el parabrisas con el mensaje “Protected by Nextbase Dash Cams”, lo que es un aspecto bastante apreciable.

A pesar de su precio, cuenta con una pantalla LED de 2.5” y ofrece unos registros de grabación 1080p (Full HD) a 30 IPS y un cómodo ángulo de visión de 140°. Es cierto que a veces los colores parecen un poco difuminados y que los reflejos de luz puedan ocasionar problemas de legibilidad, pero ofrece una de las mejores calidad de imagen posibles a este nivel de precios.

Muy práctica, se adhiere gracias al sistema magnético «Click & Go Pro», lo que le permite posicionarlo y retirarlo muy fácilmente. Simplemente tendrá que insertar su tarjeta microSD (es compatible con tarjetas MicroSD de hasta 128 GB), conectarla al encendedor de cigarros, e iniciar la grabación.

Este último se realiza en intervalos de tres minutos. Y para una grabación continua, una vez alcanzado el volumen de memoria, la cámara borra los primeros archivos guardados para reemplazarlos con los nuevos.

Y aunque no esté concebida para utilizarla sin estar conectada, de todos modos cuenta con una batería interna que le permite grabar hasta 30 minutos en caso de accidente. Esto también permite al G-Sensor poder activar la grabación en caso de golpe sorpresivo.

Por último, también cuenta con u modo parking automático que empieza a grabar por sí solo si nota cualquier tipo de movimiento cerca de su vehículo.

 

Nextbase 522GW

Entre su gran calidad de imagen, sus numerosas ayudas a la conducción, funciones de seguridad avanzadas, y la interesante integración de Alexa, es el dispositivo ideal para mochileros con experiencia.

La Nextbase 522GW es sólida, discreta, fácil de usar, hiper segura y está cargada de funciones. Lo único que podemos hacer es recomendarla a aquellos que viajan con regularidad. Incluso los mochileros más experimentados estarán encantados de saber que Nextbase también ha lanzado una serie de módulos compatibles con la 522GW, que permiten registrar simultáneamente lo que sucede en la cabina o en la parte trasera del coche.

A nivel de diseño, se nos presenta una cámara más compacta (9,4 x 5,3 x 4,5 cm), aunque incorpora una cómoda pantalla de 3 pulgadas. Y al igual que todos los modelos de la Serie 2, cuenta con el sistema Click & Go Pro, que permite fijar la base a través de una ventosa o un stick pegajoso, mientras la cámara se aloja mediante magnetismo. El cable no se conecta directamente a la dashcam, sino al soporte de fijación, lo que es una gran ventaja en términos de ergonomía.

Permite grabar en QHD a 30 IPS y en Full HD a 60 IPS, pero el nuevo programa HDR es aún más potente, por lo que la calidad de imagen es un pelín mayor que la de la 612, y los archivos un poco menos voluminosos.

En cuanto a las funcionalidades, esta incluye todas las que estaban presentes en la 612 y se adorna con algunas novedades. Es la primera dashcam europea en integrar el asistente de voz Alexa. Es perfecta para escuchar música, la radio, comprobar el clima, etc. Pero lo mejor, es la posibilidad de organizar sus trayectos o encontrar algún punto de interés, ¡y todo ello con la seguridad de no despegar os ojos de la carretera!

Por otra parte, la seguridad también es otro de sus puntos fuertes. Gracias a la función «llamada de emergencia», esta permite alertar automáticamente a los servicios de emergencia en caso de accidente grave. Cuando llegue la ayuda, estos podrán consultar directamente la 522GW para poder tener acceso a un resumen de su historial médico (grupo sanguíneo, alergias, etc.), que previamente deberá haber registrado.

Por el contrario, es una lástima volver a encontrarnos con un campo de visión de 140º y constatar que, aunque posea grabación de audio, ésta no es óptima (sin embargo, puede desactivarse en cualquier momento).

Al final, la Nextbase 522GW representa actualmente una de las mejores Dashcams del mundo en su gama. Si es de los que viaja mucho, es una opción muy interesante.

 

Nextbase 512GW

Versión desinflada de la gama alta 522, mantiene una alta calidad de grabación al mismo tiempo que ofrece una amplia conectividad. Solo pierde algunos puntos en ergonomía con respecto a su hermana mayor.

Si hay algún rival para la Garmin 56, esa es la Nextbase 512, que en la actualidad se encuentra aproximadamente al mismo precio y tiene muchas funciones comparables.

Aunque es un poco menos compacta que la Garmin (10,6 x 5,9 x 4 cm), tiene una cómoda pantalla de 3”.

En cuanto a la grabación, proporciona los mismos parámetros: posibilidad de grabar en 1440p a 30 IPS, 1080p a 60 IPS y HDR disponibles. Las imágenes proporcionadas por la Garmin parecen un poco más nítidas y sus colores un poco más fieles, pero la Nextbase se beneficia del ángulo de visión (140°) y se dota de un filtro polarizador que permite disminuir los molestos reflejos.

La 512 también tiene GPS y Wifi, pero esta vez, además del G-Sensor, también cuenta con el llamado “modo de estacionamiento inteligente”, que activa la cámara cuando se detecta un movimiento (y no simplemente un choque).

Por último (y por diversión), ofrece la función Time Lapse, comparable al Travelapse de Garmin.

Como habrá comprobado, ambas cámaras están codo a codo, y su elección fue meramente difícil. La Garmin es mejor en calidad de la imagen, pero la Nextbase la supera en ángulo de vista. Y aunque la Garmin presenta la ventaja del control de voz, se aprecia bastante el modo “estacionamiento inteligente” de la 512.

Al final, nos decantamos más a favor de la Garmin, ya que ofrece más opciones de seguridad. Si bien el modo estacionamiento inteligente de la Nextbase puede resultar práctico, sigue siendo un poco redundante con el G-Sensor.

A nuestro juicio, la 512 sigue siendo la mejor alternativa y también constituye una inversión segura.

 

Garmin 66W

Evolución de la excelente 55, esta dashcam retoma muchas de sus mejores características y resuelve los fallos de la anterior versión. Compacta y discreta, ofrece un amplio ángulo de visión, útil para protegerle en caso de problemas.

Con este modelo, Garmin ha vuelto a dar un toque juvenil a su gama de finales de primavera de 2019. Esta excelente dashcam destaca por su formato compacto y discreto, su eficiencia, y carece de muy pocos defectos. Retoma lo mejor de la 55, y mejora otros aspectos.

Si su diseño y tamaño son comparables a los de su hermana mayor, esta es un poco más discreta, ya que es completamente negra, al igual que la 56, mientras que la 55 se adornaba con un anillo de bronce alrededor del objetivo, mucho menos discreto.

Su sistema de fijación es considerado por los especialistas como uno de los más simples y eficaces: es muy sencilla de montar, ocupa muy poco espacio, y es fácilmente ajustable en todas las direcciones. Y cuando quiera retirar la dashcam, solo la pegatina de fijación permanecerá visible en el parabrisas.

La calidad de imagen es bastante buena, con un HDR muy eficaz aunque algo menos nítido que la Nextbase 522GW. Sin embargo, su amplio ángulo de visión a 180° le permite incluso filmar levemente los lados del vehículo, lo que es un aspecto la mar de apreciable.

También es cierto que no cuenta con un modo nocturno específico, pero la grabación nocturna está mucho más controlada que en los modelos anteriores.

En cambio, si la calidad de construcción parece excelente, los usuarios tienden a comprobar que se calienta más rápidamente. Sabiendo esto, hay que ver si su durabilidad no se verá afectada.

Al final, esta excelente dashcam peca principalmente en su relación calidad/precio (precio por característica menos interesante que la 522 de Nextbase), lo que le impide ocupar el primer lugar de esta clasificación.

 

Fuentes

  1. Selectos, , 14 de julio 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba