La Mejor Pantalla PC 4K

La Mejor Pantalla PC 4K

Tras 11 horas de investigación y la comparación de 66 modelos, hemos determinado que el Dell U2720Q representa la mejor opción en este ámbito.

Su atractiva relación calidad/precio permite disfrutar del 4K, sin sacrificar su cartera. Su excelente cobertura de los espacios colorimétricos y su cuidada ergonomía la convierten en la compañera ideal para esas largas horas de edición.

 

Nuestra Elección, Mejor de gama media

Dell UltraSharp U2720Q

Modelo que permite disfrutar del contenido en UHD sin sacrificar el resto de funciones. Es ideal para largas horas de edición gracias a su excelente colorimetría y ergonomía.

Es raro encontrar un modelo 4K económico y de calidad. El U2720Q se posiciona como una excepción. Aunque es cierto que la calibración está lejos de ser la mejor (aunque puede configurarla manualmente) y su iluminación máxima es limitada, sus prestaciones generales son bastante buenas, destacando su ergonomía y la cobertura de la colorimetría.

 

Mejor barata

Philips 328P6VJEB

Es complicado encontrar una buena pantalla 4K por poco precio. Sin embargo, este modelo responde al desafío con brillantez sin sacrificar su calidad de visualización o su ergonomía.

El Philips 328P6VJEB es un excelente ejemplo de pantalla UHD asequible. Combina una buena calidad de pantalla con una calibración correcta y una ergonomía completa. A cambio, sacrifica el acceso a las tecnologías de sincronización de pantalla (FreeSync y G-Sync). Por lo tanto, es perfecto para la oficina, multimedia e incluso la edición, pero no para el gaming, donde podría apreciarse una falta de fluidez.

 

Mejor de gama alta

LG 32UD99-W

Este producto destaca por su polivalencia, goza del efecto WOW del HDR y posee una amplia gama de colores cubiertos.

Con esta pantalla LG IPS de 32” UHD 4K HDR 10 (3840 x 2160), entramos realmente en una gama superior. Aunque no sea la mejor calibrada del mercado, ofrece la mayor cantidad de posibilidades gracias a sus gamas de colores, correcta reactividad y sobre todo, a su HDR. Encontramos una tecnología más adaptada a una visualización de calidad.

 

Alternativa de gama media

BenQ PD3200U

¿Quieres los colores más precisos posibles? Esta pantalla es el modelo perfecto. Su pantalla es extremadamente precisa y cautivará incluso a los profesionales.

Aunque está pensado para la productividad, el PD3200U tiene cualidades innegables que lo hacen igualmente interesante para todos. De hecho, combina una excelente calidad de visualización con una reactividad suficiente para el juego. Sin embargo, los principales puntos negros provienen de su ergonomía, bastante limitada, y de su cobertura de los espacios colorimétricos, que habría merecido una mayor amplitud.

 

Nuestra selección

Nuestra Elección, Mejor de gama mediaMejor baratoMejor de gama altaAlternativa de gama media
Dell UltraSharp U2720QPhilips 328P6VJEBLG 32UL950BenQ PD3200U
Dell UltraSharp U2720QPhilips 328P6VJEBLG 32UL950BenQ PD3200U
Modelo que permite disfrutar del contenido en UHD sin sacrificar el resto de funciones. Es ideal para largas horas de edición gracias a su excelente colorimetría y ergonomía.Es complicado encontrar una buena pantalla 4K por poco precio. Sin embargo, este modelo responde al desafío con brillantez sin sacrificar su calidad de visualización o su ergonomía.Este producto destaca por su polivalencia, goza del efecto «WOW» del HDR y posee una amplia gama de colores cubiertos. Su calidad de imagen es simplemente impresionante.¿Quieres los colores más precisos posibles? Esta pantalla es el modelo perfecto. Su pantalla es extremadamente precisa y cautivará incluso a los profesionales.
1140,00 € en Amazon

 

 

¿Cómo hemos hecho la selección?

Con el fin de realizar una buena selección, hemos determinados cuáles son los elementos más importantes para tener en cuenta en la búsqueda de la mejor pantalla. Hemos constatado que la dificultad de elección se debe a varios factores, como el uso, lugar de instalación, necesidades específicas…

He aquí una serie de criterios que ayudarán a realizar una elección más acertada:

  • La pantalla: es el elemento central de la visualización. Está disponible en diferentes tallas y existen de 3 tipos: la TN (orientada a la reactividad), la IPS (calidad de imagen) y por último, la VA (equilibrio entre reactividad y calidad de imagen).
  • La calibración: se trata del ajuste definido por el fabricante o el usuario. Influye sobre la colorimetría (delta E máximo: 3) y la temperatura de los colores (referencia a 6500K). La mayoría de los usuarios se contentan con los ajustes de fábrica, aunque un profesional podría optimizar al máximo el resultado final.
  • El HDR: al contrario que el SDR, la luminosidad máxima se triplica. Esto es posible gracias a los numerosos niveles de intensidad luminosa en una misma imagen. Esta tecnología aporta mayor profundidad a la pantalla creando un resultado más realista. Blancos más luminosos y negros más profundos.
  • El tiempo de respuesta: afecta al tiempo que transcurre entre la señal y el visualizado en la pantalla. Las mejores TN cuentan con una reactividad de 1 milisegundo, aunque raramente lo consiguen. Lo mejor (sobre todo en gaming) es optar por aquellos modelos con un resultado menor a los 5 milisegundos.
  • La tasa de refresco y remanencia: esto indica el número de imágenes por segundo que es capaz de mostrar. Cuanto mayor sea este número, más fluido será. En cuanto al tiempo de remanencia, este designa el tiempo transcurrido entre la imagen y su desaparición de la pantalla. Un valor muy elevado podría ocasionar el efecto “ghosting”.
  • La ergonomía: es muy importante asegurar el confort. El pie (o base) debe contar con el mayor número de ajustes posibles, lo que permitirá encontrar la mejor posición para no sufrir ningún tipo de malestar (como tortícolis) o impedimento contra la correcta visualización (reflejos, por ejemplo).
  • La conectividad: debe ser lo más completa posible. Actualmente, es esencial disponer contar con HDMI, DisplayPort y USB. En el caso de las pantallas 4K, las últimas normas son bastante rigurosas, ya que la cantidad de datos transportados es importante, especialmente con altas frecuencias de actualización.

Basándonos en estos elementos, pudimos reducir nuestra selección inicial de unos 50 modelos, a tan solo una decena.

Por último, la lectura de las opiniones y críticas de usuarios y expertos nos permitió finalmente concluir nuestra comparación con las 4 mejores pantallas 4K para PC del momento.

 

Dell UltraSharp U2720Q

Modelo que permite disfrutar del contenido en UHD sin sacrificar el resto de funciones. Es ideal para largas horas de edición gracias a su excelente colorimetría y ergonomía.

Es raro encontrar una pantalla 4K económica y de calidad. El U2720Q se posiciona como una excepción. Aunque es cierto que la calibración está lejos de ser la mejor (aunque puede configurarla manualmente) y su iluminación máxima es limitada, sus prestaciones generales son bastante buenas para diversos usos.

Este modelo presenta una IPS de 27”. Cubre hasta la resolución 4K y limita su tasa de refresco a 60 Hz, algo raramente alcanzable con ese nivel de detalles.

Sus características son interesantes, pero una calibración un poco más cuidada habría sido ideal. En efecto, la fidelidad de los colores no es perfecta (dE 3,33), las gammas son demasiado elevadas (2,94) y la temperatura de color, demasiado cálida (6126K). Afortunadamente, es posible realizar una calibración manual para alcanzar unos excelentes valores (dE 0,5, temperatura 6528K y gamma 2,18).

La cobertura de los diferentes espacios colorimétricos está garantizada por el 99,3 % del sRGB, el 83,3 % del Adobe RGB y el 86 % del DCI-P3.

Su contraste y luminosidad lo destinan a un uso en ambientes poco luminosos. Su revestimiento mate no consigue contrarrestar totalmente los reflejos debido a sus valores, que siguen siendo limitados (contraste de 1121:1 y brillo máximo de 320 nits – 459 en HDR). La compatibilidad con el HDR10 es una ventaja incluso si el nivel de brillo no alcanza el valor ideal de 1000 nits.

La ergonomía, por su parte, es muy buena gracias a su amplio abanico de ajustes. Puede ajustarla en altura a 13 cm, hacer que gire 45° en ambas direcciones, inclinarla (-20° a +5° ) o cambiar su orientación. El control pasa por sus botones, que son bastante agradables, aunque no igualan los joysticks que se pueden encontrar en algunos competidores.

La conexión, orientada hacia abajo, es bastante abundante. Encontramos 1 DisplayPort 1.4, 1 HDMI, 3 USB 3.0, 1 USB-C compatible con PowerDelivery (máx. 90W) DisplayPort alt modo (pantalla) y un 1 USB-C 3.0 amplificado.

Al final, aunque no es perfecto, esta pantalla tiene el mérito de mostrar unas muy interesantes prestaciones en 4K por un precio correcto para este tipo de monitores.

 

Philips 328P6VJEB

Es complicado encontrar una buena pantalla 4K por poco precio. Sin embargo, este modelo responde al desafío con brillantez sin sacrificar su calidad de visualización o su ergonomía.

El Philips 328P6VJEB es un excelente ejemplo de pantalla UHD asequible. Combina una buena calidad de pantalla con una calibración correcta y una ergonomía completa. A cambio, sacrifica el acceso a las tecnologías de sincronización de pantalla (FreeSync y G-Sync). Por lo tanto, es perfecto para la oficina, multimedia e incluso la edición, pero no para el gaming, donde podría apreciarse una falta de fluidez.

Para reducir el coste final, la marca holandesa ha apostado por una VA de 31,5”. Esta última ofrece un contraste elevado de 2800:1, pero limita su luminosidad máxima a 260 nits. Su calibración es bastante buena con una temperatura de 6434K, una fidelidad de colores interesante (dE 3,12) y una curva de gamma próxima al valor ideal si opta por el modo 2.4 en OSD. Asimismo, su sRGB mejora aún más estos resultados.

Su pantalla de 10 bits permite una buena cobertura de los espacios colorimétricos. Se obtienen valores muy interesantes: 98% del sRGB, 82,8% del AdobeRGB y 88,7% del DCI-P3.

Los jugadores, por el contrario, corren el riesgo de no poder adaptarlo a su gusto debido a la ausencia de la tecnología de sincronización entre la pantalla y la tarjeta gráfica, lo que podría resultar en una falta de fluidez en la pantalla, junto con el tearing.

La ergonomía, por su parte, es bastante avanzada con la posibilidad de adaptar totalmente la posición de la pantalla en función de sus necesidades (18 cm en altura, inclinación entre -5° y +20° y la orientación ajustable de la pantalla). También puede girar sobre su soporte (90°).

En cuanto al software, se queda un poco atrás, pues los controles pasan por 5 zonas táctiles poco intuitivas que se acoplan a un OSD envejecido.

La conexión, finalmente, es bastante surtida con 1 HDMI, 1 VGA, 1 DVI doble, 1 Dp, 4 USB 3.0 (incluyendo 1 con quickcharge) y los habituales audio in/out. Asimismo, los altavoces también están integrados.

 

LG 32UD99-W

Este producto destaca por su polivalencia, goza del efecto WOW del HDR y posee una amplia gama de colores cubiertos.

Con esta pantalla LG IPS de 32” UHD 4K HDR 10 (3840 x 2160), entramos realmente en una gama superior. Aunque no sea la mejor calibrada del mercado, ofrece la mayor cantidad de posibilidades gracias a sus gamas de colores, correcta reactividad y sobre todo, a su HDR.

Aquí encontramos una tecnología más adaptada a una visualización de calidad. Los colores predeterminados, previamente calibrados por el fabricante, ya presentan un buen nivel, pero no son perfectamente precisos.

El delta E medio es de 2,34 y se sitúa por debajo de nuestro valor objetivo. Asimismo, los gamma son mejorables y la temperatura del color es buena. Esto se puede mejorar fácilmente con unos pocos ajustes, y una vez hecho, podrá rozar casi la perfección.

La pantalla dispone de la tecnología HDR, perfecta para juegos y películas, a pesar de algunos problemas de compatibilidad con Windows 10 (que a veces puede resultar un poco caprichoso).

El punto fuerte de este modelo son las 3 gamas de colores: 100% del sRGB, 87% del Adobe RGB y el 95% del DCI-P3. Además, el Rec.709 también está cubierto.

En cuanto a la reactividad, el tiempo de respuesta es de 5 ms y la frecuencia de actualización de 60 Hz.

Por lo tanto, el rendimiento visual de esta pantalla es muy bueno y será adecuado para la mayoría de los usuarios.

Ergonómicamente, el resultado también es muy interesante. El pie es ajustable en todos los sentidos y la conexión es completa: 1 DisplayPort, 2 HDMI 2.0, 2 USB 3.0, 1 USB-C y un conector jack 3.5. Además, dispone del FreeSync y la pantalla es compatible con las monturas murales Vesa.

Antes de terminar, nos gustaría subrayar que no hablamos demasiado del diseño porque casi todas las pantallas de PC comparten el mismo estilo clásico, pero en este caso, resaltamos sus bordes ultrafinos y su pie de base (más fino que la media).

Con este producto, no solo contará con una muy buena resolución de pantalla, sino además con un modelo la mar de polivalente y eficaz.

 

BenQ PD3200U

¿Quieres los colores más precisos posibles? Esta pantalla es el modelo perfecto. Su pantalla es extremadamente precisa y cautivará incluso a los profesionales.

¿Quiere los colores más precisos posibles? Entonces la PD 3200U de BenQ le interesará por su extremadamente precisa representación de imagen que gustará incluso a los profesionales.

En primer lugar, está equipada con una losa VA de 32” y la calibración es específica para cada producto que sale de fábrica. De este modo, los clientes reciben una pantalla directamente funcional y lo más precisa posible.

El resultado final es, por tanto, un delta E de apenas 1,11, gammas de 2,17 y una colorimetría cercana a la perfección. El contraste es muy bueno con un valor de 1000:1 y la ausencia de HDR permite que el brillo de 350 nits sea ampliamente suficiente.

En cambio, las gamas de colores cubiertas son reducidas y solo se tienen en cuenta el sRGB (105%) y el Rec.709.

En cuanto a la reactividad, no hay nada trascendente. Cuenta con una frecuencia de 60 HZ y un tiempo de respuesta de 4 ms.

Sin embargo, desde el punto de vista de la ergonomía gana muchos enteros. La pantalla puede regularse en inclinación, y pivotar en “modo retrato” o sobre la base. No posee ajustes en altura, y es una pena, pues este modelo se destina a un uso intensivo o de varias horas al día.

Posee un DisplayPort, 2 HDMI 2.0, 1 mini DisplayPort, 2 USB 3.0, 1 jack 3,5 y 1 puerto SD. La marca también ha dotado la pantalla de un Switch KVM, que le permite cambiar la fuente de visualización utilizando los mismos teclado, ratón y pantalla.

Desde el punto de vista del OSD, además de los clásicos filtros de luz azul, la marca ha integrado los modos CAD/CAM, Darkroom y Animación para el trabajo de diseños técnicos precisos.

Además, cuenta con las tecnología Eye-Care con Low Blue Light y Flicker-free que reduce la incomodidad ocular.

En conclusión, esta pantalla ha sido realmente pensada para la productividad. Asimismo, los usuarios quedarán encantados con sus magníficas prestaciones.

 

Fuentes

  1. Selectos, , 1 de septiembre 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba