Las Mejores Luces para Bicicleta

Las Mejores Luces para Bicicleta

Después de 9 horas de investigación y la comparación de 30 de las luces para bicicletas más populares del momento, hemos determinado que la Lezyne Lite Drive 1000XL representa la mejor relación calidad/precio del momento.

Sus cinco LED ofrecen una potencia increíble de hasta 1000 lúmenes con un ángulo de iluminación de 270° y además, los ciclistas suelen estar contentos por su buena autonomía.

 

Nuestra Elección, Mejor de gama media

Lezyne Lite Drive 1000XL

Este modelo cuenta con una potencia máxima de 1000 lúmenes ajustables en función de sus 8 modos de iluminación. Es perfecta para las BTT y cuenta con una autonomía de hasta 87 horas.

La Lite Drive 1000XL ofrece una potencia máxima de hasta 1000 lúmenes con un ángulo de iluminación de 270°. Sus ocho modos permiten gestionar eficazmente su autonomía e intensidad en función del entorno en el que se encuentra y su instalación se ve facilitada por su gran compatibilidad con los soportes. Además, cuenta con unas aletas de refrigeración que evitan el sobrecalentamiento.

 

Mejor barato

Lezyne Hecto Drive 500XL

Pequeña, ligera y fácil de instalar, presenta una luminosidad máxima de 500 lúmenes, más que suficiente para recorrer rutas o caminos mal iluminados. Asimismo, cuenta con una función contra el sobrecalentamiento.

Este modelo cuenta con una única luz LED con una potencia máxima de 500 lúmenes. Tiene ocho modos de intensidad, incluyendo el flash diurno. Esta opción tiene por objeto iluminar a los ciclistas durante el día con luces intermitentes, aumentando así su visibilidad frente a otros usuarios en carretera.

 

Mejor de gama alta

Garmin Varia UT800

Se puede acoplar a un contador Garmin y proporciona suficiente iluminación para recorrer por senderos o carreteras. Su ergonomía se ve realzada por su adaptación al recorrido, a la velocidad y a la luminosidad.

Este modelo para ciclistas urbanos y de montaña puede alcanzar los 800 lúmenes y permite ver hasta a 1.500 metros de distancia a plena luz del día, bajo un ángulo de 270°. Compatible con los contadores Garmin, tiene una ergonomía excepcional, se adapta al entorno exterior y a sus prestaciones, y además de ser fácil de instalar, proporciona una iluminación de excelente calidad.

 

Alternativa barata

Lezyne Mini Drive 400XL

Este sistema de iluminación presenta un diseño discreto y ligero. Ofrece hasta 400 lúmenes, ajustable según 8 niveles de intensidad. Su calidad de iluminación es suficiente para pequeños desplazamientos urbanos.

Con una potencia máxima de 400 lúmenes, sus 8 modos de intensidad y su autonomía de hasta 20 horas, el Mini Drive 400 XL presenta unas prestaciones bastante correctas para su precio. Su formato mini no dificulta ni entorpece su recorrido y sus diversos estilos (negro, rojo o plateado) le aportan un toque de estilo a la bicicleta.

 

Alternativa de gama media

Blackburn Dayblazer 800

Este sistema de iluminación es especialmente resistente e incluye una función estroboscópica que garantiza su seguridad en carretera. Es ideal para hacer paseos nocturnos en bicicleta de montaña.

La Dayblazer 800 incluye una función estroboscópica especialmente diseñada para la seguridad del ciclista.  Su potencia de 800 lúmenes y sus cinco modos de intensidad lo convierten en un modelo no solo interesante para rutas o trayectos cortos, sino también para recorrer las carreteras mal iluminadas. Asimismo, es resistente a los peligros de la naturaleza y goza de un soporte sólido.

 

Nuestra selección

Nuestra Elección, Mejor de gama mediaMejor barataMejor de gama altaAlternativa barataAlternativa de gama media
Lezyne Lite Drive 1000XLLezyne Hecto Drive 500XLGarmin Varia UT800Lezyne Mini Drive 400XLBlackburn Dayblazer 800
Lezyne Lite Drive 1000XLLezyne Hecto Drive 500XLGarmin Varia UT800Lezyne Mini Drive 400XLBlackburn Dayblazer 800
Este modelo cuenta con una potencia máxima de 1000 lúmenes ajustables en función de sus 8 modos de iluminación. Es perfecta para las BTT y cuenta con una autonomía que alcanza hasta 87 horas.Pequeña, ligera y fácil de instalar, presenta una luminosidad máxima de 500 lúmenes, más que suficiente para recorrer rutas o caminos mal iluminados. Asimismo, cuenta con una función contra el sobrecalentamiento.Se puede acoplar a un contador Garmin y proporciona suficiente iluminación para recorrer por senderos o carreteras. Su ergonomía se ve realzada por su adaptación al recorrido, a la velocidad y a la luminosidad.Este sistema de iluminación presenta un diseño discreto y ligero. Ofrece hasta 400 lúmenes, ajustable según 8 niveles de intensidad. Su calidad de iluminación es suficiente para desplazamientos urbanos.Este sistema de iluminación es especialmente resistente e incluye una función estroboscópica que garantiza su seguridad en carretera. Es ideal para hacer paseos nocturnos en bicicleta de montaña.

 

 

¿Cómo hemos hecho la selección?

Ya tenga una bicicleta de ruta, una BTT, una eléctrica, las luces para bicicleta a veces no cumplen las expectativas en determinados modelos. Al igual que el casco, contar con un buen sistema de iluminación es fundamental para su seguridad si decide circular por la noche.

Para determinar el modelo que mejor se adapte a sus necesidades o estilo de uso, hemos realizado una lista con una serie de criterios a tener en cuenta:

  • La potencia: esta se mide en lúmenes. Cuanto mayor sea este número, más potente y de mayor alcance será la luz. Para desplazamientos urbanos, donde normalmente suele ser suficiente con las farolas, se necesita un mínimo de 300 lúmenes. Para rutas mal iluminadas, es necesario contar con 500 lúmenes o más.
  • El campo de visión: también tiene su importancia porque si es demasiado pequeño, ilumina más lejos, pero cubre una superficie baja y viceversa. Un ángulo de 270° representa un buen equilibrio. Por lo tanto, este elemento debe estar relacionado con la potencia para comprobar el alcance real de la iluminación.
  • La alimentación: las pilas (recargables o no) son una opción seria, pero no es la más económica, pues solo duran entre 20 y 40 horas. Dicho esto, cada vez más luces incluyen una batería recargable. Son más ecológicos y tienen una mejor vida útil. La autonomía varía en función del modo utilizado (luz fija, intermitente, luz de día o de noche…) y del tipo de iluminación (prefiera el LED). Cuanto más alta es la potencia, más rápido se agota la batería.
  • El sistema de fijación: la compatibilidad de los soporte suele ser un punto al que no se presta mucha atención. Sin embargo, las fijaciones desmontables son útiles no solo para colocar la luz en otra bicicleta, sino también para evitar robos. Cuanto más ligera y compacta sea la iluminación, más estabilidad tendrá.
  • La resistencia: las luces deben hacer frente a la lluvia. La luz debe tener un certificado de impermeabilidad casi como elemento básico. Además, otros modelos cuentan con protección contra el polvo y los arañazos. Asimismo, algunas luces integran aletas laterales para evitar el sobrecalentamiento.

Todos estos elementos nos han permitido retirar la mitad de los modelos preseleccionados. De esta manera, y para poder concluir la selección final, también consultamos las opiniones de los usuarios y la de varios expertos en el campo.

¿El resultado final? He aquí nuestra selección de las 5 mejores luces para bicicleta del momento.

 

Lezyne Lite Drive 1000XL

Este modelo cuenta con una potencia máxima de 1000 lúmenes ajustables en función de sus 8 modos de iluminación. Es perfecta para las BTT y cuenta con una autonomía de hasta 87 horas.

Lezyne es uno de los líderes del mercado de accesorios de bicicleta. Nacida en Alemania y establecida en California, la marca es conocida sobre todo por la calidad de sus productos y por su carácter innovador.

La Lite Drive 1000XL ofrece una potencia máxima de hasta 1000 lúmenes con un ángulo de iluminación de 270°.

Sus ocho modos permiten gestionar eficazmente su autonomía e intensidad en función del entorno en el que se encuentra y su instalación se ve facilitada por su gran compatibilidad con los soportes. Además, cuenta con unas aletas de refrigeración que evitan el sobrecalentamiento.

Incorpora cinco luces LED que garantizan hasta diez opciones de salida, así como ocho modos de iluminación. En cuanto a la batería, esta se recarga a través de micro USB, con un tiempo de carga de aproximadamente 4 horas.

Entre ellas, está la Blast (500 lúmenes y 3 horas de autonomía); la Enduro (250 y 5h30 de batería); Economy (150 lúmenes y 19 horas de autonomía); Femto (15 lúmenes y 87 horas de luz); Day Flash (1000 lúmenes y 7h30 de autonomía); Flash (150 lúmenes para 19 horas); Pulso (150 lúmenes y 17 horas de iluminación); y por último, la Overdrive (1000 lúmenes durante 1h30).

Su correa se puede ajustar a numerosos soportes. Sin embargo, con sus 153 gramos, es uno de los modelos más pesados del mercado y puede ser inestable en ciertos momentos.

Está hecha de aluminio, por lo que es robusta y sus aletas de refrigeración evitan el sobrecalentamiento. Por último, tenga en cuenta que la empresa vende el mando por cable por separado. Este añade un bonus de ergonomía al conjunto, ya que gestiona el encendido del aparato.

En resumen, es un modelo más que suficiente y que goza de una excelente relación calidad/precio.

 

Lezyne Hecto Drive 500XL

Pequeña, ligera y fácil de instalar, presenta una luminosidad máxima de 500 lúmenes, más que suficiente para recorrer rutas o caminos mal iluminados. Asimismo, cuenta con una función contra el sobrecalentamiento.

Este modelo presenta algunas características la mar de interesantes, como su autonomía, que le permite competir con modelos de mayor precio y su adaptabilidad, ya que es compatible con diferentes tipos de soporte. Además, también destaca por su formato compacto y ligereza.

Como podrá comprobar, volvemos a encontrarnos con un modelo de la marca Lezyne, especialista en accesorios de todo tipo (herramientas, sillines…), pero esto se debe a la buena calidad de sus productos y experiencia.

El Hecto Drive 500XL tiene una única luz LED con una potencia máxima de 500 lúmenes. Tiene ocho modos de intensidad, incluyendo el flash diurno. Esta opción tiene por objeto iluminar a los ciclistas durante el día con luces intermitentes, aumentando así su visibilidad frente a otros usuarios en carretera.

Su autonomía alcanza hasta 20 horas a muy baja intensidad, pero por supuesto, esto varía en función del modo seleccionado. En cuanto a la batería, esta se carga vía USB. Sin embargo, es un poco débil y a pleno brillo, pierde toda su energía en tan solo 1 hora. Además, tenga en cuenta que se tarda aproximadamente 2h30 para obtener una carga completa.

Una de sus mayores ventajas es la posibilidad de poder acoplarlo a diferentes sistema de sujeción. Esto se debe en gran medida a su tamaño (5 x 13 x 7 cm) y su peso de tan solo 84 gramos.

Por último, su cuerpo es de aluminio y cuenta con unas aletas de refrigeración que evitan un sobrecalentamiento excesivo de la bombilla.

Al final, aunque no sea el modelo más práctico para una BTT, por ejemplo, por lo menos es lo suficientemente potente como para circular en ciudad o en rutas de menor iluminación.

 

Garmin Varia UT800

Se puede acoplar a un contador Garmin y proporciona suficiente iluminación para recorrer por senderos o carreteras. Su ergonomía se ve realzada por su adaptación al recorrido, a la velocidad y a la luminosidad.

Este modelo para ciclistas urbanos y de montaña garantiza una visibilidad de hasta 1500 metros en pleno día. Puede alcanzar los 800 lúmenes y permite ver hasta a 1.500 metros de distancia a plena luz del día, bajo un ángulo de 270°. Por lo tanto, proporciona una buena iluminación al mismo tiempo que se adapta a la luz circundante, al recorrido realizado y a su ritmo.

Esta sistema de luz para bicicleta de Garmin se posiciona como un temible competidor. Sus prestaciones generales son muy interesantes, y a esto no podemos olvidar añadirle el hecho de contar con una gran calidad de diseño y excelente reputación de la marca.

Compatible con los contadores Garmin, tiene una ergonomía excepcional. Se adapta al entorno exterior y a sus prestaciones, y además de ser fácil de instalar, proporciona una iluminación de excelente calidad, siempre y cuando la cargue a menudo.

Se puede ajustar de cinco maneras diferentes, ya sea entre 200 y 400 lúmenes, en modo destello diurno (más de 700 lúmenes) o en modo noche (entre 100 y 300 lúmenes).

Su batería promete una autonomía de hasta 25 horas con la luz diurna, pero como sabe, esto depende del tipo de uso. En este sentido, podrá contar con hasta 6 horas de autonomía en luz débil y otras 6 horas para la luz nocturna. A máxima potencia, esta se reduce a tan solo 1h30.

Fácil de instalar, este equipo se puede conectar a un contador Garmin, desde el cual es posible encender y ajustar las luces. Asimismo, con la compra se incluye el soporte de manillar, un soporte de cuarto de vuelta, el cable USB de carga y el manual de instrucciones.

Por último, sepa además que cuenta con certificación IPX7 (impermeable), por lo que es resistente al agua. Sin embargo, es una pena que no tenga protección para el polvo y/o la tierra.

En definitiva, este modelo destaca debido a su ergonomía y a su excelente adaptación a los diversos medios.

 

Lezyne Mini Drive 400XL

Este sistema de iluminación presenta un diseño discreto y ligero. Ofrece hasta 400 lúmenes, ajustable según 8 niveles de intensidad. Su calidad de iluminación es suficiente para pequeños desplazamientos urbanos.

Con una potencia máxima de 400 lúmenes, sus 8 modos de intensidad y su autonomía de hasta 20 horas, el Mini Drive 400 XL presenta unas prestaciones bastante correctas para su precio. Su formato mini no dificulta ni entorpece su recorrido y sus diversos estilos (negro, rojo o plateado) le aportan un toque de estilo a la bicicleta.

Esta iluminación funciona con el mismo principio que el Hecto Drive 500XL, ya que tiene una única luz LED con hasta 400 lúmenes de potencia. Y al igual que su competidor, presenta hasta ocho modos de intensidad, incluido el modo flash diurno.

Desde el punto de vista de la autonomía, se encuentra relativamente cerca de los modelos de mayor gama. De hecho, puede contar con hasta 20 horas de utilización (según el uso). Para cargarla, esta necesitará unas 2h30, y se realiza vía cable USB.

Para tener una visión más clara, tenga en cuenta que con 400 lúmenes resiste entre 1-7 horas (en función del modo), con 150 lúmenes unas 2h30, con 75 lúmenes hasta 5 horas, 2º minutos con 15 lúmenes, y por último, entre 13 y 15 horas con la opción de 50 lúmenes.

En cuanto al peso, simplemente gana un gramo más, obteniendo unos 83 g en la balanza. Su denominación «Mini» también da una pista sobre su formato. Es más, asegúrese de fijarla bien sobre el soporte para evitar perderla.

En general, la prima pequeña de la Hecto Drive 500XL se presenta bajo un formato similar y con unas prestaciones casi similares, pero no en potencia. Esto último hizo que la colocáramos como alternativa.

 

Blackburn Dayblazer 800

Este sistema de iluminación es especialmente resistente e incluye una función estroboscópica que garantiza su seguridad en carretera. Es ideal para hacer paseos nocturnos en bicicleta de montaña.

La Dayblazer 800 incluye una función estroboscópica especialmente diseñada para la seguridad del ciclista.  Su potencia de 800 lúmenes y sus cinco modos de intensidad lo convierten en un modelo no solo interesante para rutas o trayectos cortos, sino también para recorrer las carreteras mal iluminadas. Asimismo, es resistente a los peligros de la naturaleza y goza de un soporte sólido.

La marca Blackburn ha existido durante casi 50 años, lo que demuestra una cierta experiencia en el campo de los accesorios para bicicletas. Centrada en la innovación, su diseño se basa en la tecnología y el rendimiento para satisfacer a la mayor cantidad de ciclistas posibles.

Esta iluminación ofrece hasta 800 lúmenes de potencia. Esta puede reducirse según uno de los cinco modos utilizados (Blitz, Moyen, Eco, Flash y Stroboscope).

La función estroboscópica también está presente. En el caso de las luces de bicicleta, actúa como una llamada de faro. Por lo tanto, no se debe abusar de ella a riesgo de cegar a los demás usuarios.

Incorpora una batería de iones de litio que se carga en 4 horas a través de un puerto micro USB. Además, un indicador de carga LED le permite estimar el tiempo y el nivel de carga.

En lo que concierne a la autonomía, puede aguantar hasta 1h30 a máxima intensidad, pero en baja intensidad puede alcanzar hasta 12 horas. Si elige la opción de 500 lúmenes, la batería resistirá unas 3 horas, 5 horas con 300 lúmenes y hasta 8 con 200 lúmenes.

Es un poco más voluminoso que la mayoría de los modelos de esta selección debido a su peso de 129 gramos, pero no tanto como el Lite 1000XL. Aun así, el sistema de fijación en silicona es particularmente eficaz.

Entre sus otras características podemos destacar su resistencia al agua y al polvo (certificado IP67), sin embargo, su cuerpo en aluminio tiende a calentarse cuando utiliza las luces a máxima potencia.

En conclusión, independientemente de contar con una menor potencia y sufrir algún que otro sobrecalentamiento a máxima potencia, sigue siendo una seria alternativa a tener en cuenta.

 

Fuentes

  1. Selectos, , 22 de junio 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba